• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Científicos de la Universidad de Yale en Estados Unidos al tratar de criar un grupo de ratones con obesidad mórbida descubrieron accidentalmente un medicamento que detiene el aumento de peso.Los investigadores editaron dos genes que parecían proteger a los roedores, aún y cuando consumían una dieta alta en grasas.

    El equipo de expertos, dirigido por la profesora de cardiología Anne Eichmann y el científico investigador asociado Feng Zang, hicieron muchos ajustes en la composición genética de sus ratones de laboratorio para lograr que ganaran peso. Pero a medida que pasaban semanas, los roedores mantenían su peso inicial. Por lo que decidieron detener el experimento e investigar.

    Descubrieron que dos genes en particular habían causado un cambio único y crucial en el intestino, aplastando ciertos “portales” capilares linfáticos, llamados “lacteales”, que actúan como la puerta de entrada de los lípidos (ácidos grasos) que pasan al flujo sanguíneo para proveer energía o se almacenan como grasa, según el estudio publicado en la revista Nature.

    Hasta ahora, no estaba claro lo cruciales que eran y no se sabía que el cerrar los “lacteales” podría prevenir el aumento de peso por completo.

    ¿Hallan medicamento que permite comer sin engordar?

    Foto: Web

    ¿Cuándo empiezan con humanos?

    El experimento abrió el camino a una perspectiva completamente diferente: ¿se podría hacer lo mismo en humanos? La respuesta
    de los científicos es no, por obvias razones éticas. Pero en lugar de editar nuestros genes, podría existir, según ellos, una manera de inhibir ciertos receptores para desencadenar el mismo efecto en los “lacteales”.

    Los expertos incluso encontraron que ya existe un medicamento que tiene ese efecto. Además, está aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados UNidos para tratar el glaucoma, la principal causa de ceguera.

    La droga inhibe la quinasa ROCK, un conjunto de moléculas que pueden controlar los “lacteales”. Eichmann señaló que el próximo paso podría ser monitorear a los pacientes que toman este medicamento, para ver cómo afecta la absorción de lípidos y el aumento de peso en los humanos.

     

    No se debe hablar de obesidad infantil sino de obesidad en general

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...