• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Reducir el abdomen es algo que muchas personas buscan, sin embargo, no a todos les sirven las mismas ‘dietas’, pues no todos tienen panza por la misma razón.

    Las razones pueden ir desde la genética, hasta una mala alimentación y es por eso que a continuación te mostraremos los tipos de barriga que existen para que así sepas cuál es la tuya y cómo hacer que se reduzca.

    1.- Panza hinchada y abultada

    Si tienes un vientre inflamado y lleno de gases, es porque probablemente consumes alimentos procesados, llenos de azúcar o fritos que hacen que te sientas pesado e incómodo.

    Para resolver esto, debes desayunar de forma completa, esto quiere decir, incluir frutas, fibra, carbohidratos buenos y grasas buenas (como la palta, por ejemplo), para que así te sientas satisfecho y no comas snacks poco saludables antes de almorzar.

    Además, debes recordar beber mucha agua para que así no acumules líquido. Y sobre todo, no comer cosas llenas de grasas o fritas.

    2.- Post embarazo

    Si después del embarazo sientes que tienes toda la zona del abdomen hinchada, debes tener paciencia y esperar a que tu médico te indique cuando es bueno empezar a hacer ejercicio.

    Paulatinamente puedes ir realizando trabajos de contracción y relajación de pelvis y de a poco ir incorporando rutinas de abdominales.

    3.- Panza baja

    Si la hinchazón está localizada entre el ombligo y la pelvis, esto no muchas veces se resuelve con el ejercicio, pues se debe a una mala alimentación y, por ende, mala digestión.

    Para solucionarlo, debes consumir vegetales verdes, pollo, pescado y alimentos que tengan una rápida digestión. Además, recuerda beber mínimo 2 litros de agua al día.

    4.- Panza ‘alta’

    Es el abultamiento que existe entre el diafragma y el ombligo y se origina principalmente por estrés, consumo excesivo de café, comida chatarra o carbohidratos. Estos factores generan hinchazón y endurecimiento en el estómago.

    Para reducir el estrés, es recomendable hacer yoga. También puedes incorporar ejercicios con pesas para tonificar y caminar todo lo que puedas.

    Además, recuerda cambiar tu alimentación y prioriza las frutas y verduras.

    Descansa las horas necesarias para que tu cuerpo y mente se relajen.

    Resultado de imagen para hinchazon parte alta del estomago

    5.- Con pliegues

    Es causada por la falta de ejercicio y vida sedentaria en general. Es por eso que se recomienda que realices -por lo menos- una hora de ejercicio al día, que priorices caminar, subir las escaleras, etc.

    Además, recuerda evitar las bebidas alcohólicas y los dulces.

    Siempre es recomendable llevar una alimentación saludable, que entregue los nutrientes y vitaminas necesarias al cuerpo. Además, realizar actividad física para que nuestro organismo tenga la energía necesaria y te sientas mucho más liviano.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...