• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La  propuesta para abrir un “burdel de robots” en Houston, Texas, está provocando una ola de rechazos por parte de las autoridades locales y los grupos comunitarios.

    La compañía canadiense Kinky S Dolls inició los trámites para crear el establecimiento, que utiliza muñecas sexuales robot para satisfacer a sus clientes, similar al que instaló en Toronto en 2017.

    Sin embargo, el alcalde  de Houston, Sylvester Turner, dijo que la ciudad está revisando sus ordenanzas para determinar si el negocio podría ocasionar problemas de seguridad pública y salud, asociados a este tipo de local.

    Turner manifestó que no está tratando de ser la “policía de moralidad”, pero que ese negocio no es del tipo que él quiere que abra en la ciudad, refiere la agencia AP.

    Por su parte, Elijah Rising, una organización sin fines de lucro en Houston que centra sus acciones en el combate al tráfico sexual, inició una petición en Internet para que no se permita la apertura del burdel  de robots en la ciudad.

    Qué es un “robot sexual”

    Los burdeles con “robots sexuales” son un negocio que está proliferando en Europa, con establecimientos en Italia, España, Rusia y Alemania.

    Las muñecas eróticas que se alquilan en estos establecimientos están dotadas con inteligencia artificial para satisfacer las necesidades íntimas de hombres y mujeres.

    Las androides cuentan con orificios vaginales, anales y bucales, y motores para mover manos, brazos, caderas, y generar expresiones faciales.

    En general están hechas de plásticos que imitan la piel humana, y tienen distintas figuras y colores de piel, de acuerdo con las preferencias y fantasías del cliente.

    Incluso, pueden mantener el calor en algunas partes del cuerpo, para hacer más creíble la semejanza con una mujer.

    ¿Amor con robots?

    El investigador de inteligencia artificial David Levy predijo en su libro Love and Sex with Robots  (Amor y Sexo con robots), de 2007, que los humanos tendrían relaciones sexuales, se enamorarían e incluso se casarían con robots para  el año 2050.

    Sin embargo, Kathleen Richardson,  profesora de Ética y Cultura de Robots e Inteligencia Artificial,  plantea los estudios han encontrado que la introducción de nuevas tecnologías contribuye a la expansión de la industria del sexo, y señaló que la prostitución y la pornografía han aumentado con el crecimiento de Internet.

    Con “todas las reservas agotadas”: Abre sus puertas el primer burdel de “muñecas de compañías” en Italia

    Hombres atacaron sexualmente y descompusieron a una robot en feria tecnológica de Austria

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...