El embarazo en niñas y adolescentes sigue siendo un tema preocupante para el mundo, ya que las cifras que se derivan de diversos estudios son alarmantes no solo por los riesgo que esta situación acarrea para una niña en pleno desarrollo, si no por lo la descomposición social que genera este tipo de escenario.

En este sentido, el sistema educativo de Holanda incorporó dentro de las asignaturas académicas el abordaje de la sexualidad, pero lo más interesante de esta iniciativa no es el tema, si no a la edad en que los estudiantes reciben las clases, estas son a partir de los cuatro años.

El objetivo fundamental de este plan es hacer que los niños exploren el mundo de la educación sexual desde temprana edad, a fin de que no vean este tipo de temas como algo ajeno, si no que se familiaricen con él y no surja en ellos la curiosidad de aprender sobre el sexo por sí solos.

A su vez, esta iniciativa permite que los jóvenes se eduquen de forma real, ya que no solo se aborda los temas convencionales como los métodos anticonceptivos, enfermedades de trasmisión sexual y anatomía, sino que se enseña a interiorizar la sexualidad  y cómo enfrentar el abuso y la intimidación sexual.

Otro de los temas importantes que se enseña a los niños, niñas y adolescente es sobre la orientación sexual, lo cual les permite asumir la homosexualidad, heterosexualidad y bisexualidad como un proceso normal del ser humano, que va ligado a la libre elección.

Según un estudio realizado por las Naciones Unidas en el 2008, este tipo de  educación sexual es determinante en los jóvenes, ya que les es más fácil tomar decisiones coherentes y responsables ante su primera experiencia íntima con otra persona.

 

 

 

 

Loading...