• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Todas las relaciones son complejas, pasan por diferentes etapas que ponen a prueba la calidad, estabilidad y seguridad de las mismas. En el caso de la relación de pareja, existen muchas más fases y algunas son más complicadas, lo que podría influenciar en los rompimientos y separaciones.

    En películas y series vemos muy a menudo la mala relación que las parejas tienen con sus suegras, porque siempre están tratando de hacer imposible la vida del protagonista, son entrometidas, desaprueban todo y minimizan cualquier aptitud o habilidad. Aunque esto parezca un cliché, sí existen estos casos y llegan a un punto de ser el factor clave en la culminación de una relación de pareja.

    A pesar de que no es en todos los casos, hay suegras realmente conflictivas capaces de romper un matrimonio. Según afirman muchos psicólogos, es habitual que a la consulta lleguen parejas con problemas que residen en la relación con la familia política.

    De acuerdo al portal Ok Chicas, este tipo de suegras tóxicas siempre dan su opinión sin que alguien la pida; se creen con el derecho de visitar a los hijos o a los nietos cada vez que quieran y sin previo aviso; desaprueban la manera de criar a los hijos; no dejan tomar decisiones por más pequeñas que sean y dicen cómo cocinar, asear la casa, lavar la ropa, etc.

    El verdadero problema se presenta cuando el hombre, no es capaz de darse cuenta o de poner un alto a la situación, dejando a su pareja desprotegida y con una sensación de abandono.

    Lo más recomendable en estos casos es hablar con la pareja para que esté al tanto de la situación y la incomodidad, hacerla entender que ante todo deben ser un fuerte que debe permanecer unido. Después ambos deben hablar con la suegra sobre lo que sucede y colocar límites.

    En caso de que las cosas no mejoren, es importante tomar en cuenta la opción de consultar a un experto, ya sea un terapeuta o psicólogo que pueda orientar a ambos para conllevar y lograr superar el problema.

    A.L.

    Otras noticias de interés

    ¿Es útil fingir un orgasmo? Mitos sobre las relaciones íntimas que mucha gente aún cree

    Vanguardista obra que explora el vacío y las relaciones humanas llega a la Sala de Teatro U. Mayor

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...