• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un tribunal anuló el testamento que garantizaba casi la mitad de dos millones de euros a una empleada que se casó con un hombre centenario de Braganza, Portugal.

    El proceso fue interpuesto por tres de los cuatro hijos y herederos legítimos de Francisco Marcolino contra la empleada Rita Monteiro, que el 4 de mayo de 2017 se casó con el anciano de 101 años, informó la prensa local.

    Marcolino murió dos meses después de la boda. El testamento firmado por el hoy fallecido,  dejaba a la empleada, ahora con 53 años, la llamada cuota disponible, un tercio de la herencia, cerca de 667.000 euros.

    A esta suma agregaría la de la cuota que aún tendría como heredera legítima, como esposa, junto a los hijos, y que distribuiría a cada uno de los cinco un valor cercano a los 266.000 euros.

    Un tribunal anuló el testamento que garantizaba casi la mitad de dos millones de euros a la empleada que se casó con un hombre centenario. Foto Web.

    Con esta voluntad y con el matrimonio, Rita Monteiro tendría derecho a la herencia por un valor cercano a 933.000 euros, casi la mitad de los dos millones de dólares en efectivo y bienes dejados por el millonario, de acuerdo a la inscripción hecha por el tribunal.

    En la sentencia que se refiere al testamento se lee que las pruebas muestran “abundantemente” que el anciano “no podría comprender su alcance” y “no podría querer disponer de la forma que lo hizo, con la libertad de decisión que ya había perdido hace mucho tiempo”.

    La mujer que es el centro de esta polémica, fue contratada por la esposa de Francisco Marcolino 30 años atrás para trabajar como empleada doméstica en la casa de la familia.

    Su esposa murió poco después y la dama continuó trabajando para Francisco Marcolino. Afirmó ante el tribunal que, además de criada, se fue a vivir en unión con el hombre.

    Otras notas de interés:

     

    Dos hombres heterosexuales deciden casarse por una herencia

    ¿Qué pasará con la millonaria herencia de Hugh Hefner?

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...