• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El apresurado ritmo de vida que lleva la humanidad, debido a que ha tenido que adaptarse al constante desarrollo y radicales cambios en la sociedad, ha llevado a que se registren los niveles de tristeza, estrés y preocupación más altos en el mundo, desde hace más de una década.

    Con ello, los índices de felicidad mundial también están en su nivel más bajo, según una encuesta realizada por la organización Gallup y en palabras de su editor en jefe, Mohamed Younis, “colectivamente, el mundo está más estresado, preocupado y triste de lo que jamás se había visto”.

    Los encuestadores encargados de este último estudio, abordaron a 154 mil participantes de 146 países, sobre si habían sentido dolor, preocupación, estrés, enojo o tristeza el día anterior, obteniendo un resultado contundente: el estado anímico global es el peor desde 2006, lo que se relaciona con las crisis de tristeza que se están viviendo en varios países.

    Según la encuestadora, África subsahariana es el país donde más drástica ha sido la caída de la felicidad, la cual ha sido imparable en 10 años. Esta situación, análoga a la de otros países, podría ser producto de que mucha gente ha visto descender su calidad de vida, publica Muy Interesante.

    Como era de esperarse, las naciones que lideran estas cifras desalentadoras son las que actualmente están atravesando por crisis económicas, políticas o sociales, siendo la pobreza, el desempleo y la falta de garantías a los servicios básicos, entre otros, los factores clave.

    Sin embargo, los países más ricos no eran inmunes a la caída en el estado de ánimo. Más allá de pobreza o riqueza, cientos de situaciones hacen al ser humano proclive a la tristeza: ciudades sobre pobladas, la contaminación, la desconexión de la naturaleza y el exceso de trabajo.

    El economista y profesor asociado de la Universidad de Oxford, Jan-Emmanuel De Neve dijo que era “inquietante” ver cómo el estado de ánimo mundial se deterioraba en un contexto de creciente riqueza y progreso material. “Probablemente haya un indicador más estructural en torno a que la creciente riqueza no es lo suficientemente inclusiva”, sostuvo.

    A.L.

    Tratamiento para la felicidad podría resultar adictivo y causar sobredosis

    ¿La clave de la felicidad? Mujeres solteras son más felices que quienes tienen una relación de pareja

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...