• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Cada día más y más personas se trasladan desde sus pueblos de origen hacia la ciudad, en búsqueda de mayores oportunidades de empleo, mejora de la calidad de vida, acceso a los servicios básicos y de primera necesidad, educación, entre otras ventajas que ofrecen. Esta acelerada sobre población de las ciudades, representa un peligro y una amenaza a mediano y largo plazo. Se estima que alrededor de 1,4 millones de personas se van a vivir cada semana a las ciudades de todo el mundo, y esa rápida urbanización pone a prueba la capacidad local además de que contribuye a un mayor riesgo de desastres, tanto naturales como provocados por el hombre.

    Esta es la alerta lanzada por el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, en su mensaje por el Día Mundial de las Ciudades, que se celebra este miércoles bajo el lema “Construir ciudades sostenibles y resilientes”. Además, advirtió que la respuesta a esos desafíos radica en crear resiliencia frente a tormentas, inundaciones, terremotos, incendios, pandemias y crisis económicas, publica el portal de noticias Prensa Latina.

    Asimismo, de acuerdo a los datos que maneja el organismo internacional, se espera que la población urbana pase de los cerca de 4.000 millones de habitantes de 2015 a alrededor de 5.000 millones en 2030.

    En este sentido, indicó que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el Acuerdo de París sobre el cambio climático, el Marco de Sendái para la Reducción del Riesgo de Desastres y la Nueva Agenda Urbana ofrecen, en su conjunto, una hoja de ruta para un mundo más sostenible y resiliente.

    “La forma en que se desarrollen nuestras ciudades tendrá importantes repercusiones a la hora de hacer realidad el futuro que queremos (…) Cada semana, 1,4 millones de personas se trasladan a las ciudades. Esa rápida urbanización puede poner a prueba la capacidad local y contribuir a un mayor riesgo de desastres, tanto naturales como provocados por el hombre”, manifestó.

    Según dijo el secretario general, la forma en que se desarrollen las ciudades “tendrá importantes repercusiones a la hora de hacer realidad el futuro que queremos”. En la actualidad, añadió, las ciudades de todo el mundo están tomando medidas para aumentar la resiliencia y la sostenibilidad, por lo que ejemplificó a Bangkok (Tailandia), que construye amplias instalaciones subterráneas de almacenamiento de agua con el fin de hacer frente a un mayor riesgo de inundaciones y ahorrar ese líquido de cara a períodos más secos.

    Quito (Ecuador) ha regenerado o protegido más de 200.000 hectáreas de tierra para aumentar la protección contra las inundaciones, reducir la erosión y salvaguardar el suministro de agua dulce y la biodiversidad de la ciudad. Y el Ayuntamiento de Johannesburgo (Sudáfrica) involucra a sus ciudadanos en los esfuerzos por mejorar los espacios públicos al objeto de que puedan utilizarse de manera segura para fines recreativos, actividades deportivas, actos comunitarios y servicios como la atención médica gratuita, reseña el medio digital Siglo XXI.

    A.L.

    Pueblos sin habitantes renacen en Europa bajo la modalidad de ciudades-hoteles

    El 91% de la población desconoce que su alimentación amenaza al planeta

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...