• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Con el transcurso de los años la humanidad se ha dedicado a diseñar nuevos métodos para cambiar la forma en la que le damos el último adiós a un ser querido, lo que ha hecho que hoy en día existan varias opciones como el tradicional entierro, la cremación o la siembra de un árbol con las cenizas. Ahora, gracias a la tecnología, se puede llevar a todas partes a donde se vaya, una parte de los restos de esa persona que ya no está físicamente.

    Se trata de un servicio novedoso en el que es posible que los restos mortales de un amigo o familiar brillen eternamente como diamantes, literalmente. Resulta que los restos humanos cremados pueden ser comprimidos y convertidos en una piedra preciosa, una modalidad que muchas empresas están utilizando en varios países del mundo como España y El Salvador.

    En el caso de este último, la compañía Grupo Resurrección ofrece una serie de opciones para rendir homenaje a esa persona que ya no está en el mundo terrenal, desde diamantes y joyería con porciones simbólicas de ceniza hasta urnas biodegradables que dan a los restos mortales la oportunidad de ser parte del ciclo de vida de un árbol.

    Los clientes que prefieren la incineración pueden elegir el “Homenaje Diamante” en el que, en efecto, con un 25 % de las cenizas que se producen cuando alguien es cremado, el laboratorio suizo Algordanza puede crear un diamante sintético de alta calidad, único e irrepetible, sin alteración ni agregados. Al ser un procedimiento exclusivo, cada diamante de Algordanza cuenta con una certificación Swiss Made que le garantiza autenticidad. Su precio en El Salvador va desde los $8.000 (solo el diamante) y toma alrededor de seis meses.

    El “Homenaje Árbol de Vida“, puede considerarse como una inhumación ecológica, pues las cenizas son puestas en una urna especial de la que, con el paso del tiempo, crece un arbusto llamado Duranta enana. Este tipo de servicios ofrecen una alternativa a los cementerios colapsados y permite, incluso, reforestar, publica el portal web El Salvador.

    Mientras que “Siempre Conmigo” permite a los familiares y amigos llevar consigo cenizas de sus seres queridos a través de piezas de joyería en acero inoxidable como cadenas, pulseras y anillos.

    A.L.

    Ingrediente secreto: Preparó galletas caseras con las cenizas de su abuelo y las repartió en la escuela

    (Video) Vive la experiencia de la muerte con la cremación virtual

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...