Las papas fritas podrían ser la clave para curar un problema muy común en los hombres

Un insólito hallazgo realizaron un grupo de investigadores de células madres de la Universidad Nacional de Yokohoma en Japón, pues descubrieron que gracias a las papas fritas se podría curar una eventual caída del cabello en los hombres.

Según la investigación hecha por los científicos, no se trata de cualquier papa frita, sino que las que venden en cadenas de comida rápida como McDonald’s o Kentucky Fried Chicken, ya que esas en específico contienen un compuesto químico llamado Polidimetilsiloxano.

Este elemento es un tipo de silicona que usan las grandes cadenas de comida rápida para evitar que se produzca espuma al momento de freír. 

Los científicos probaron aplicar este producto en ratones de laboratorio y comprobaron que a los pocos días los folículos trasplantados en su espalda y cuero cabelludo comenzaron a generar nuevos pelos negros en dichas áreas, por lo que creen que este efecto se podría repetir en células de piel humana.

“Este es un método simple y muy promisorio. Esperamos que esta técnica mejore las terapias regenerativas de cabello humano”, señaló Junji Fukuda, uno de los encargados del estudio al medio Bussiness Insider.

Cabe señalar que el Polidimetilsiloxano por sí solo no combate la caída del cabello, pero resulta clave cuando se mezcla con otros elementos químicos para generar el crecimiento del vello. Por eso hay que saber que no porque se coman grandes cantidades de papas fritas de alguno de estos locales de comida rápida se tendrá el pelo más largo y frondoso.

¿Qué piensas sobre este nuevo descubrimiento?

 

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,168,276FansMe gusta
113,671SeguidoresSeguir
290,153SeguidoresSeguir
16,247SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

(Video) Aumentan en 300 % los casos de sarampión en el...

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó un aumento de 300 % de los casos de sarampión en el mundo en los primeros...