• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La Primera Guerra Mundial fue una de las guerras más violentas y destructivas que ha conocido nuestro planeta. Al menos, 2 millones de personas murieron, y el número de heridos es mucho mayor que ese.

    Mientras que muchos soldados tuvieron la suerte de volver a casa en una sola pieza, hubo muchos otros que regresaron mal heridos, amputados y desfigurados. En el Reino Unido, el trabajo de un hombre, el Dr. Harold Gillies, les dio a muchos de ellos la oportunidad de volver a tener una vida normal.

    Harold Gillies fue doctor y soldado, representando a Francia, durante la Primera Guerra Mundial. Durante el tiempo que pasó en la guerra, presenció los esfuerzos de un dentista francés-norteamericano por reparar los dientes de los soldados heridos de bala.

    cirugia001BBC

    Ver esto inspiró a Gillies, quien vio la importancia de reconstruir los rostros de los soldados heridos. En 1917, regresó a Inglaterra, donde persuadió a miembros militares a inaugurar un área dedicada a la reconstrucción facial en el Hospital Militar de Cambridge.

    cirugia002
    BBC

    La pequeña sala de reconstrucciones faciales demostró rápidamente ser un éxito, por lo que en Junio de 1917, se abrió un nuevo hospital dedicado únicamente a tratar esta materia.

    cirugia003
    BBC

    El Hospital de la Reina (Queen´s Hospital) podía albergar aproximadamente a 1000 pacientes con heridas faciales, y colmó su capacidad rápidamente.

    cirugia004
    BBC

    Los años siguientes, Gillie y sus colegas descubrieron lo que sería el inicio de la práctica moderna de las cirugías plásticas. Hicieron alrededor de 11 mil cirugías en unos 5 mil soldados desfigurados durante la guerra.

    cirugia005
    Tumblr

    Muchos consideran a Gillies como el padre de la cirugía plástica. Muchas de las técnicas descubiertas por él y su equipo siguieron utilizándose por años. En 1930, fue nombrado caballero gracias a su trabajo.

    cirugia006
    Tumblr

    Durante la Segunda Guerra Mundial, trabajó con el gobierno inglés para establecer unidades de cirugía plástica a lo largo y ancho del país.

    cirugia007
    Tumblr

    Al terminar la Segunda Guerra Mundial, Gillies dirigió una clínica privada y entrenó a muchos médicos con las técnicas de cirugía plástica.

    cirugia008
    Tumblr

    Gillies además, hizo la primera cirugía de reasignación de sexo en 1946. Aquí hay una foto de Roberta Cowell, el primer hombre en convertirse en mujer a través de este procedimiento.

    cirugia009
    Tumblr

    Aunque las fotos puedan parecer un tanto desagradables, todas estas personas tuvieron la oportunidad de vivir una vida un poco más normal, gracias al trabajo del Dr. Gillies. Para aquel momento, lo que él y su equipo eran capaces de hacer era considerado prácticamente un milagro.

    via Difundir

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...