• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Todos hemos escuchado hablar de la depresión, el cual se define como un trastorno de salud mental que se caracteriza por una sensación de tristeza persistente o pérdida de interés en las actividades, lo que puede causar dificultades significativas en la vida cotidiana. Es una de las enfermedades mentales que con mayor frecuencia está afectando a la sociedad, que poco a poco carcome los pensamientos y emociones de quien la padece.

    Sin embargo, quizás nunca hemos oído o se nos hubiera ocurrido que existe la depresión vaginal. Mejor conocida como vulvodinia, es un dolor crónico y sin explicación del área que rodea la abertura de la vagina y puede afectar a cualquier mujer.

    La psicóloga colombiana Lorena Polanía, explica que las pacientes que han sido atendidas por este diagnóstico, manifiestan sentir ardor y sensibilidad extrema, inflamación y picazón en la zona genital femenina, sin que exista una causa aparente.

    “En los exámenes médicos y orgánicos no se evidencian infecciones, bacterias, candidiasis, afección cutánea o alguna enfermedad de transmisión sexual”, añade y agrega que para tratar este padecimiento “algunos especialistas recetan antidepresivos que pueden generar distensión y mejorar la molestia, sin embargo, esto solo es parte del proceso”.

    Entrevistada en la emisora radiofónica RCN Radio, informó que “también se pueden formular desinflamatorios y geles que mitigan el malestar. Otros terapeutas recomiendan las relaciones sexuales, que aunque pueden ser dolorosas al principio, van a liberar endorfinas, lo cual finalmente ayuda en la mejora del problema”.

    Por otra parte, existen estudios que indican que algunos problemas como hipersensibilidad en los nervios de la zona genital y/o algunos cambios hormonales podría ocasionar el problema, sin embargo, es muy poco frecuente.

    La Asociación Nacional de Vulvodinia en Estados Unidos, señala que los posibles factores que “contribuyen con el desarrollo de la enfermedad”, además de los dos anteriormente mencionados, una debilidad muscular del piso pélvico y lesiones o irritaciones de los nervios que transmiten el dolor de la vulva a la médula espinal.

    La vulvodinia así como llega se va. Puede durar días, meses e incluso años. Lo importante es consultar con el médico para descartar que las molestias no sean producto de otras patologías, lograr aminorar los síntomas y recetar un tratamiento se logre disminuir al máximo la molestia.

    A.L.

    ¿Problemas para lubricar? Conoce algunos remedios caseros para combatir la sequedad vaginal

    ¡Insólito! Mujer no sabe cómo llegó una tortuga al interior de su vagina

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...