• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Más de 420 millones de dólares han sido financiados a los países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), a través de la entidad bancaria del Alba, a sus 10 años de funcionamiento.

    El Ministerio para Relaciones Exteriores de Venezuela, informó mediante la red social Twitter, a propósito de una reunión relacionada al décimo aniversario de la institución que el banco ha desembolsado grandes sumas de dinero.

    “En la víspera de su décimo aniversario, el Banco del Alba reúne a sus órganos de gobierno para revisar avances y perfilar nuevas metas. Más de $420 millones en financiamiento a la región en una década, son la prueba de que estamos desarrollando el presente #10añosBancodelAlba”, escribió el despacho de la cancillería venezolana.

    El 26 de enero de 2008, durante la VI Cumbre del Alba surgió el Banco del Alba que tiene como objetivo acompañar las inversiones que permitan el desarrollo energético, económico y social de los países de la región latinoamericana y caribeña y que son necesarias para preservar la estabilidad.

    Esencia del ALBA

    El proyecto del ALBA surgió como un esquema de integración que contrasta con los que se han constituido hasta ahora en la región por los objetivos mismos que plantea y los resultados que ya está presentando, sostiene el portal web institut-gouvernance.org.

    El proceso de integración en América Latina está en un estado de evidente fragmentación que hace que sólo se pueda hablar de uniones aduaneras incompletas. La prueba de ello son los proyectos opuestos que tienen los países de la CAN y que llevaron a Venezuela a retirarse o la disputa entre Argentina y Uruguay por las fábricas de papel en la frontera.

    La oleada neoliberal ha dado tres golpes duro al proceso de integración. En primer lugar acentuó la competencia entre los países por exportar los mismos productos a Estados Unidos y a Europa. En segundo lugar no hubo preferencias para las regiones de menor desarrollo y esto aumentó las desigualdades. Y por último, la privatización masiva de activos públicos hizo que los gobiernos perdieran capacidad de acción para la integración.

    Frente a este panorama existen hoy tres posiciones integradoras. La primera parte de Estados Unidos y se inicio con el proyecto del ALCA que busca de manera desesperada firmar acuerdos bilaterales (TLC) con gobiernos amigos. La segunda es la posición intermediaria en la que se encuentran los esquemas de integración y los gobiernos que no están negociando acuerdos con Estados Unidos pero que no hacen parte del ALBA tampoco. La tercera es justamente la Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe de la cual hacen parte Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua. Esta propuesta de integración no parte de un proyecto de mercado común ni de unión aduanera.

    La idea es que la integración no puede reducirse al comercio y la economía y por eso el ALBA pone énfasis en las áreas de salud y educación con el objetivo de potenciar el capital humano. Este esquema introduce dos principios claves que son la solidaridad y la cooperación y que ya han mostrado resultados satisfactorios. Se calculan dos millones de alfabetizados, un millón de operaciones de problemas de vista y 200000 médicos en formación en los países miembros.

    Sigue leyendo…

    ALBA es responsable de impulsar integración en América Latina

    Alba-TCP repudió intento de magnicidio contra presidente de Venezuela

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...