• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La excandidata presidencial de Estados Unidos en 2012 y 2016 por el Partido Verde, Jill Stein, duda que las intenciones que motivan al actual mandatario estadounidense, Donald Trump, sean la asistencia al pueblo de Venezuela. Califica como “artimaña” la supuesta “ayuda humanitaria” ofrecida por Washington al país latinoamericano.

    “¿Acaso creen que el mismo Trump que permitió que murieran miles de puertorriqueños, el mismo Trump que permite que separen las familias de latinoamericanos en nuestra frontera y que enjaulen a sus niños, de repente se preocupe por el pueblo de Venezuela al punto de estar dispuesto incluso de INVADIRLA para que acepten su ayuda humanitaria?”, interrogó la política y activista en su cuenta en la plataforma de Twitter.

    Ayuda a Venezuela una “Artimaña”

    Stein explica en otro mensaje que mientras los principales medios informan incesantemente sobre la “artimaña” de la “ayuda a Venezuela” ofrecida por Trump, se oculta que lo realmente Estados Unidos envió como “ayuda” sean, por ejemplo, fusiles de asalto introducidos de contrabando procedentes de Miami para armar a la oposición de derecha financiada por la Administración estadounidense y dirigida ahora por el auto proclamado “presidente interino” Juan Guaidó.

     

    Asimismo, publicó en la red social un  artículo  realizado por  portal democracynow.org.

    La referida nota de prensa de la agencia de noticias McClatchy, publicada el pasado viernes 08 de febrero informa sobre el hallazgo de las autoridades venezolanas de 19 armas de asalto, 118 cartuchos de municiones y 90 antenas de radio de nivel militar a bordo de un avión de propiedad de un ciudadano estadounidense que había sido piloteado desde Miami hasta Valencia, la tercera ciudad más grande de Venezuela.

    El Boeing 767 es propiedad de una compañía llamada 21 Air, con sede en Greensboro, Carolina del Norte, en Estados Unidos. El avión habría realizado aproximadamente 40 vuelos de ida y vuelta entre Miami y diversas locaciones en Venezuela y Colombia desde el 11 de enero, un día después de que el presidente venezolano Nicolás Maduro prestara juramento para un segundo mandato.

    Endes Palencia Ortiz, general de la Guardia Nacional Bolivariana, sostuvo que el “material estaba destinado a grupos criminales y acciones terroristas en el país, financiado por la extrema derecha fascista y el Gobierno de Estados Unidos”.

    El descubrimiento ocurrió en paralelo a la presión abierta que ejerce el gobierno de Estados Unidos para materializar el derrocamiento del mandatario legítimamente electo el pasado 20 de mayo de 2018, Nicolás Maduro.

    Fase peligrosa

    La política estadounidense advierte que “Venezuela entra en una fase peligrosa. La pandilla de Trump está decidida a apoderarse de su petróleo, cueste lo que cueste”.

    Stein afirma que las declaraciones de Mike Pompeo sobre la presencia de “Hezbollah en Venezuela” busca generar el escenario previo como sucedió con “Iraq el 9/11″, pero mucho “más loco”.

    Pregunta además que ¿Quién todavía puede creer una cosa que digan los neoconservadores después de mentirnos en las desastrosas guerras de cambio de régimen en Afganistán, Irak, Siria, Libia y más? NUNCA OLVIDES: ¡sus mentiras han matado a 1 millón de personas y contando!, sentenció.

    Venezuela atraviesa una crisis política que se agravó el pasado 23 de enero, después que el diputado opositor de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral, en desacato desde 2016), Juan Guaidó, se auto proclamara “presidente encargado” del país.

    Inmediatamente fue reconocido por Estados Unidos, 11 de los 14 países integrantes del denominado Grupo de Lima y la mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea, con algunas excepciones como Italia, Grecia y Austria.

    Por su parte, Bolivia, México, Uruguay, así como Rusia, China, Cuba, Irán, Turquía, Corea del Norte y los países del Caricom, reafirmaron su respaldo al actual Gobierno venezolano del presidente, Nicolás Maduro, quien asumió el segundo mandato el 10 de enero,

    El mandatario calificó a la declaración de Guaidó como un intento de golpe de Estado y responsabilizó a Estados Unidos de haberlo orquestado.

    Declaró que Venezuela no necesita “ayuda humanitaria”, sino que se levanten las sanciones económicas, se detenga la persecución financiera y el bloqueo de los recursos propiedad de la nación latinoamericana. Denunció asimismo que la “ayuda humanitaria” es un show que pretende justificar una agresión militar contra su país.

    “Si quieren ayudar, que cesen el bloqueo, la persecución y la agresión contra Venezuela”, expresó el mandatario venezolano.

    Aseguró que a pesar del ataque permanente, el 2019 será el año de la recuperación económica de Venezuela, que se encamina a “vencer el dólar criminal y la hiperinflación” que afronta el país a causa de la guerra económica impulsada desde Washington para desestabilizar la nación.

    Sigue leyendo…

     

    Informe demuestra que el bloqueo económico es responsable de la crisis venezolana

    Guaidó incita a una intervención militar de EE. UU. a Venezuela

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...