• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, conmemoró este lunes el aniversario número 188 que se cumple por el asesinato del Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre, suceso ocurrido aquel 4 de junio de 1830.

    A través de su cuenta oficial en la red social Twitter, el primer Mandatario Nacional publicó un mensaje en el que se pronunció para rendir homenaje a uno de los héroes de la independencia latinoamericana más laureados y admirados.

    “¡Ay balazo! Las últimas palabras de aquel muchacho de Cumaná en la selva de Berruecos, quien a sus 35 años de edad había librado importantes batallas para la causa independentista”, escribió el jefe de Estado.

    En este sentido, exaltó que “¡no es tiempo de traiciones!” al hacer referencia a las circunstancias en las que fue asesinado Sucre, cuando de camino a Quito, Ecuador, para reunirse con su familia, fue emboscado en la sierra de Berruecos, ubicada en Colombia.

    El asesinato de Sucre

    Ya retirado y distanciado un poco de sus luchas, Sucre se dirigió desde el centro colombiano a Ecuador. Tenía algunas molestias con el general José María Obando, jefe militar de la provincia de Pasto, por nombramientos políticos. Pasó por Popayán en su viaje pero se vio obligado a parar en el Salto de Mayo, territorio comandado por Obando. Durmió en una casa de malechores y en la madrugada partió hacia su destino.

    Llegando a una subida empinada y angosta, unos hombres armados salieron de los matorrales y le dispararon al Gran Mariscal de Ayacucho que apenas alcanzó a decir “¡Ay!… balazo”.

    Nunca se pudo comprobar que Obando o el coronel José Erazo -un hombre descrito como sombrío y siniestro, de sable teñido y pistolas cargadas-, estuvieran involucrados.

    En honor a este insigne hombre la República Bolivariana de Venezuela, puso en órbita el satélite Antoni0 José de Sucre, apuntalando el ingreso al espacio ultra terrestre, hecho iniciado por el presidente de ese momento, Hugo Chávez.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...