• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Venezuela acaparó todas las miradas el 4 de agosto del año pasado cuando, durante un acto militar que se desarrollaba en Caracas, se perpetró un atentado contra el presidente Nicolás Maduro.

    Los sectores opositores calificaron el hecho como una “farsa” del Mandatario. Por su parte, el Ejecutivo venezolano denunció la gravedad del incidente, que dejó varios heridos, y puso en marcha las respectivas investigaciones.

    Siete meses después, este jueves 14 de marzo, la cadena estadounidense CNN pone de nuevo el tema en el tapete al revelar nuevos detalles del intento de magnicidio.

    Ocurrió durante un desfile militar en la avenida Bolívar de Caracas. Foto: Xinhua.

    Qué es lo nuevo

    El medio estadounidense publicó un video con los nuevos detalles y declaraciones, en entrevista exclusiva, de un hombre que aseguró ser el organizador del ataque.

    Él sujeto ―quien decidió permanecer en el anonimato― relató que el atentado lo ejecutó un grupo de desertores del Ejército venezolano y explicó cómo se prepararon para ello.

    “Hemos tratado por todas las vías pacíficas y democráticas de poner fin a esta tiranía que se disfraza de democracia. Tenemos amigos presos, torturados. Esta fue una decisión difícil”, aseveró la fuente.

    En el material audiovisual que facilitaron a CNN se muestran drones, explosivos y hasta vuelos de práctica en los llanos colombianos. Este último detalle coincide con la denuncia del Mandatario venezolano sobre la participación de Bogotá en lo hechos, pese a que el hombre dijo que ese país no estuvo involucrado.

    El presunto desertor asumió que esa acción puso en riesgo la vida de muchas otras personas. “Ese fue el riesgo que tuvimos que asumir. Nos duele que el pueblo venezolano sea siempre el que deba pagar las consecuencias”, señaló.

    La participación de Washington

    Otro elemento de interés en estas nuevas revelaciones es la confirmación del interés de Estados Unidos en el tema. El hombre precisó que se reunieron con varios funcionarios de ese Gobierno tres veces luego del ataque.

    “Ellos concertaron tres reuniones después, imagino que para recopilar información que les permitiera estudiar el caso, pero no pasó de allí. Querían obtener datos y nosotros pedimos cosas a cambio. Tomaron nota de eso y preguntamos si podían ayudar. Entonces simplemente se fueron con sus apuntes y nunca más aparecieron”, manifestó.

    Se usaron dos drones en el magnicidio frustrado. Foto: Web.

    CNN consultó a un portavoz del Departamento de Estado, quien no quiso hablar de esa supuesta reunión, pero sí dijo: “Nuestra política es apoyar una transición pacífica en Venezuela”.

    La versión del supuesto desertor coincide con la oficial en otro punto: el plan fue frustrado por guardias que detonaron los drones prematuramente cuando los bloqueadores de señales de teléfono celular que protegen al presidente se reactivaron.

    El ataque se planificó en Colombia

    En la entrevista, el hombre aclaró que el atentado se preparó en una hacienda alquilada en el campo colombiano. “Semanas antes del discurso de Maduro, los desertores venezolanos habían ordenado drones disponibles por Internet en Estados Unidos, y los adaptaron para detonar una bomba casera a través de una aplicación a control remoto”, refirió CNN. 

    En los videos se muestra parte de esa preparación e incluso cómo detonaron uno de los drones a modo de prueba. Luego, desmantelaron los ostros para meterlos de contrabando por la frontera y los reensamblaron lentamente de regreso en el país.

    Más de 30 detenidos

    De acuerdo con un balance que publicó AVN en febrero de este año, más de 30 personas han resultado detenidas por los organismos de seguridad del Estado venezolano.

    El último de los detenidos fue el coronel retirado Oswaldo Valentín García Palomo, alias Aquiles, quien confirmó la vinculación de los Gobiernos de Estados Unidos y Colombia, así como del prófugo de la justicia venezolana Julio Borges en la planificación de la Operación Yunque-Martillo, como se le conoció.

    Estados Unidos quiere conquistar el mundo a sangre y fuego

    Washington pretende destinar $ 500 millones para derrocar a Maduro

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...