Primarias del Pueblo de Chile

· 1 May, 2008 01:05
Destacadas, Editorial

Conversando con un amigo a quien aprecio mucho, en un cimiento de la recuperada Ex Cárcel de Valparaíso, poco a poco fue saliendo a luz cómo las cuotas de poder son administradas cada vez de forma más concentrada en los últimos años de Chile, tanto en lo económico como en lo político y tomábamos consciencia de que el problema, radica en la falta de una corriente transformadora del espacio público, cuya demandas encuentren legitimidad en las bases sociales alejadas hasta hoy de los grandes espacios para la toma de decisiones como son el parlamento a nivel nacional y los municipios a escala local.

No quisimos hablar de la Moneda por tener ese símbolo de centralismo y estatismo puro, pero claro sí hablamos de la importancia del fuerte presidencialismo amparado por la Constitución, que debía sufrir modificación en un Estado que se ufane de democrático.
Bajando el sol en el horizonte y perdiéndose al fondo del puerto de Valparaíso, nos preguntábamos cuántas personas y colectivos se hacen la misma pregunta hace rato y el por qué sus diálogos no logran traspasar el imperio de la Ley que nos rige y nos respondíamos pensando que quizá simplemente porque aunque exista un par de parlamentarios más comprometidos con la causa de una mayor justicia ambiental y social para Chile, la fuerza la tienen sus partidos, y más las dos coaliciones, Concertación y Alianza, aquellas que han comulgado con el modelo de la explotación, medioambiental y humana trabajadora, ante la condescendencia de la prensa nacional de cómoda posición junto a la banca.
Revisamos así entonces cómo Chile se ha vendido al capital transnacional, del cómo el Cobre se lo siguen llevando casi sin impuestos y perdiendo el Fisco enormes utilidades, de cómo la desertificación ha avanzado hacia el sur con los monocultivos de Pinos y Eucaliptus, el cómo opera el Banco Central como una sede de poder externa al interés del territorio nacional popular y que trata de salvar la moneda piramidal.
Nuestras regiones han pasado a ser meras espectadores del show de dos Coaliciones que nuevamente y si no se actúa a tiempo repetirán el plato para las municipales del 26 de Octubre, la oferta no varia a la fecha y mientras Allamand llaman a primarias entre Flores, Zaldivar Piñera y Lavín, por el otro lado se discute entre King Lakes, Insulza , y aparecen con menos oportunidades Arrate o Navarro al interior del partido, pero se ha preguntando alguno de estos últimos, ¿cuáles son los candidatos que quiere el pueblo y no el partido?
Es por ello que desde este momento y mientras los grandes “referentes” piensan en definir sus candidatos a dedo o por elección , nosotros junto a mi amigo tan crespo como yo, decidimos echar a correr la idea de primariasconvocar a una PRIMARIAS DEL PUEBLO junto a muchos otros amigos(as) , donde en cada comuna del país, todos aquellos ciudadanos (as) cansados del juego de los partidos, unamos nuestros esfuerzos por la elección de quienes serán los futuros representantes de nuestras comunas, aquellas mujeres y hombres nacidas y criadas en el pueblo, en la localidad y que han trabajado por su comunidad con pequeñas obras, personas capaces que no les interesan los partidos pues se sienten divididos por ellos.
Así el desafío de las primarias de los pueblos de Chile a lo largo del territorio surge como un desafío político ciudadano, indígena, humanista, ecologista y popular, una corriente que sin tener el amplio reconocimiento de los sectores que pudiesen estar interesados en el propósito debido a lo poco difundida de la idea, confía en que el pueblo sabrá elegir a sus mejores.
Porque estamos a tiempo, porque juntos y sin partidos somos más, por la confianza y contra toda adversidad.

Bruno Sommer Catalán
Fundador EL Ciudadano

(Mayo del 2008)

Suscríbete al papel
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.