Piden intervención de UNESCO ante amenaza al Parque Nacional Laguna San Rafael

· 3 September, 2012 03:09
Medio Ambiente, Regiones

A más de un año de la aprobación de HidroAysén (en mayo de 2011) las organizaciones críticas de la eventual construcción de cinco represas en los ríos Baker y Pascua por parte de Endesa y Colbún no cesan en su objetivo de que organismos internacionales pongan atención al riesgo que implica esta iniciativa para la integridad cultural, social y ecosistémica de la Patagonia. Aprobación de Proyecto HidroAysen infringe convenciones internacionales por parte de Chile.

CODEFF Aisén, organización ambiental componente de la Coalición Ciudadana por Aisén Reserva de Vida, envió en estos días una carta a la Secretaria del Programa MAB (Hombre y Biósfera) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), solicitando su intervención ante la amenaza que implica el proyecto HidroAysén implicaría para el Parque Nacional Laguna San Rafael.  Esta área silvestre protegida fue declarada Reserva Mundial de la Biósfera en 1979 por esa entidad de la ONU, al presentar importantes valores relativos a la adecuada preservación y diversidad de elementos florísticos, de fauna, geomorfológicos y paisajísticos.

Como se señala en la carta, suscrita por director del organismo ambiental, Peter Hartmann, “UNESCO avala dicha Reserva de la Biósfera, por lo que puede y debe tomar cartas en un asunto que le compete, con al menos un llamado de atención al gobierno chileno y para que se tomen medidas conducentes a evitar la amenaza”.

Explica también que al tratarse de un parque nacional, parte del Sistema de Áreas Protegidas de Chile está regida por la Convención para la Protección de la Flora, la Fauna y las Bellezas Escénicas Naturales de América, más conocida como la Convención de Washington. Además, al adherir Chile a la Convención para la Biodiversidad, la entonces Comisión Nacional del Medio Ambiente (CONAMA) en su Estrategia Regional para la Biodiversidad, pone en segunda prioridad la protección de la Subcuenca Río Baker que colinda parcialmente con el parque, al constituir corredor biológico y por su uso turístico. Ambas convenciones no están siendo respetadas por el gobierno de Chile.

Hartmann dijo que “no obstante su gran valor y todas las leyes, convenciones, resoluciones y otras que lo protegen, el Parque Nacional y Reserva de la Biodiversidad Laguna San Rafael históricamente ha estado sometido a presiones de diversa índole y los sucesivos gobiernos chilenos, por desgracia, jamás han dado mayor importancia al hecho del ser Reserva de la Biodiversidad, la única de la Región de Aysén”.  Agregó que “peor aún, en mayo de 2011 la Comisión Ambiental de la Región de Aysén aprobó el estudio de evaluación de impactos ambientales del proyecto Centrales Hidroeléctricas de Aysén el cual pretende construir una represa en territorio de ese parque e inundar parte de él. Eso, aunque la Corporación Nacional Forestal, administradora del parque, en primera instancia estableció que ‘existe infracción manifiesta de la normativa ambiental que rige para el Parque Nacional Laguna San Rafael, que no puede subsanarse mediante adenda’”.

 El Ciudadano

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.