Declaración Pública de la Red Libertaria

El Ciudadano
1 July, 2013 18:07
#Comunicados

Las luchas populares desarrolladas en el ciclo político abierto el año 2006 en Chile, son la genuina expresión de la voluntad soberana y constituyente, cuyo eje transversal está dado por una profunda radicalidad democrática. Sin embargo, estas legítimas luchas por recuperar el protagonismo popular y conquistar condiciones de vida dignas, colisionan una y otra vez con cerrojos institucionales que impiden (por ahora) avanzar en la consecución de derechos sociales y transformaciones estructurales.

La existencia de un bloque hegemónico, se expresa políticamente en dos alianzas de partidos que representan exclusivamente los intereses del capital monopólico transnacional y nacional. La existencia de quórum supra-mayoritarios y de un sistema binominal que consagra la existencia de un duopolio, en que es determinante la sobre-representación de los sectores más conservadores y neoliberales de la sociedad chilena, es expresión de las condiciones estructurales que han frenado los cambios profundos que los trabajadores y el pueblo de Chile reclaman.

La experiencia acumulada en la lucha político-social llevada adelante en estos años de postdictadura, nos llevan a la convicción que solo es posible superar la actual etapa de la lucha de clases a través de una estrategia de ruptura democrática. Esto es, el desarrollo de un trazado estratégico de mayorías en que la clase trabajadora y el pueblo movilizado sea capaz de generar una situación de ingobernabilidad económica y política que permita golpear al capital monopólico nacional e internacional y generar una situación interna proclive al desborde de la vocación de poder popular constituyente y constituido en todos los ámbitos de ejercicio del mismo, abriendo de esta forma una nueva etapa en la lucha de clases en nuestro país.

Consideramos que en la actual coyuntura política, una de las principales tareas radica en acabar con la disociación de ‘lo social’ y ‘lo político’, lo que implica resituar el debate en torno al poder en el seno del campo popular y desarrollar los contenidos programáticos sectoriales e intersectoriales que marquen un camino de transformaciones profundas y en clave socialista. Asimismo creemos que debemos como pueblo echar mano a un amplio repertorio táctico cuya centralidad está puesta en la acción y movilización directa de masas.

La elección presidencial en nuestro imaginario, hoy por hoy, es valorada como una posibilidad de referenciar una orientación estratégica de ruptura democrática y contenidos programáticos provenientes del campo popular movilizado. Diversas expresiones, tradiciones, identidades y organizaciones del campo popular se han dado la tarea de promover un programa de transformaciones radicales y candidaturas que se hagan parte de las demandas más sentidas por las mayorías. Saludamos cada uno de esos esfuerzos.

Compartimos con muchas y muy diversas organizaciones sociales, de intelectuales y políticas que en el actual contexto, la izquierda de intención revolucionaria, de la clase trabajadora, de los movimientos sociales y el mundo popular, debe estar a la altura de los desafíos de la hora presente y actuar de manera unitaria. No obstante ello, sabemos que el desarrollo de estos procesos unitarios necesariamente requieren de voluntad política y generosidad a la hora de leer el escenario político. Estamos seguros que esta larga marcha iniciada por el Pueblo de Chile impondrá la unidad como una necesidad en un contexto de definiciones estratégicas; en este sentido esperamos que en estas elecciones las distintas fuerzas transformadoras caminemos mirando hacia adelante y orientadas hacia ese objetivo.

Creemos que lo fundamental en la actual etapa es promover el acuerdo político general de las fuerzas populares y de izquierda de intención revolucionaria y que debe expresarse más allá de las elecciones de noviembre, pues si bien creemos que este evento electoral no es el fin, sostenemos que constituye un hito importante en el proceso de articulación del campo político de la izquierda, tal como viene ocurriendo en el campo social a través de la articulaciones de organizaciones representativas como la Unión Portuaria de Chile, la Confederación de Trabajadores del Cobre y la Confech, por nombrar las más importantes, en el contexto de la movilización del 26 de junio.

Es por ello que hemos decidido con seriedad y responsabilidad histórica, contribuir a este proceso de articulación política, incorporándonos activamente al movimiento social, ciudadano y popular denominado “Tod@s a La Moneda”, por constituir un espacio transversal, amplio y diverso desde donde aportar al desarrollo programático y político del proceso antes descrito. Del mismo modo expresamos nuestro total respaldo al candidato presidencial Marcel Claude, pues consideramos que se ha hecho parte de las demandas más sentidas del campo social y se ha puesto al servicio de un proceso estratégico de movilización y politización popular.

Como Red Libertaria, esperamos contribuir en el desarrollo de ejes programáticos, que expresen el contenido de las luchas sociales del Chile actual, lineamientos que avancen en una perspectiva de ruptura con el actual orden de cosas. Procuraremos construir un amplio arco de convergencia de organizaciones sociales populares en pos de este objetivo.

Compartimos la idea de que solo la movilización popular permitirá avanzar en la conquista de nuestros derechos y superar las barreras que frenan las transformaciones estructurales. Estamos por impulsar una ruta refundacional. Por ello, nos parece estéril el esfuerzo de levantar candidaturas parlamentarias en el marco del cerrojo binominal. Sin embargo, saludamos a aquellos compañeros y compañeras, que por fuera del duopolio hegemónico y anclados a una trayectoria de lucha social (no devenidos de manera cupular, ni a partir de meras performances electoralistas), han resuelto dar la disputa política en ese espacio, en cuanto estos se presenten, se representen y se comprometan a conformar los liderazgos regionales de una estrategia de ruptura democrática de masas. Las diferencias tácticas no serán esta vez obstáculo para caminar juntos la senda de las transformaciones sociales.

Finalmente, ratificamos nuestra voluntad inquebrantable de avanzar en la construcción de una Izquierda Libertaria en Chile, como expresión de un proyecto transversal de liberación popular del que nos sentimos y formamos parte, pues estamos seguros que es una piedra angular e imprescindible en el desarrollo de las luchas de las trabajadoras y los trabajadores y del conjunto del campo popular.

¡¡¡Arriba las y los que luchan!!!

RedLibertaria

Twitter: @libertariosred

Facebook: Red Libertaria

E-Mail: redlibertariachile@gmail.com

Lunes 1 de julio del 2013

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.