Un rinoceronte fue asesinado para arrancar sus cuernos en un zoológico de Francia

Las últimas semanas ha habido un inusual número de ataques violentos a animales en los zoológicos. A fines de febrero, un hipopótamo fue atacado y herido hasta la muerte en El Salvador, y a principios de marzo unos visitantes mataron a un cocodrilo a pedradas en Túnez.
Rinoceronte blanco

Rinoceronte blanco. Imagen referencial


Un rinoceronte fue hallado asesinado y con sus cuernos cortados en el zoológico Thoiry Zoological Park, cerca de París, en una de las noticias más impactantes y tristes sobre conservación animal de los últimos años. Los criminales aún no han sido identificados.

Los violentadores entraron al zoológico en la madrugada del 7 de marzo y dispararon al animal, un macho de 4 años llamado Vince. El rinoceronte tenía tres balas en la cabeza, informó el diario Le Parisien. Los otros dos ejemplares de su especie no sufrieron ningún daño físico.

El Thoiry Zoological Park emitió un comunicado donde se especula que los cazadores usaron una motosierra para cortar el cuerno del rinoceronte. El segundo cuerno fue cortado solo parcialmente, lo que sugiere que el ataque se interrumpió por algo externo o por alguna falla en su equipo. Por medio de una investigación, la policía intentará descubrir quiénes fueron los autores del crimen.

“Esta mañana Vince fue encontrado por su cuidadora, quien siente un gran apego por los animales que atiende, y está profundamente afectada”, declaró el zoológico. “Este acto de odio fue perpetrado a pesar de la presencia de los cinco miembros del personal que viven en el zoológico y de las cámaras de vigilancia”, continúa el comunicado.

El rinoceronte blanco está en la Lista Roja de la UICN, en la categoría de especie ‘casi amenazada’ (oficialmente NT/Near Threatened), debido principalmente a la gran demanda que hay en China y partes del sudeste asiático por sus cuernos; apetecidos por supuestas propiedades afrodisíacas en la medicina tradicional de esa región, informa IFLS.

Los esfuerzos internacionales por evitar y bloquear el comercio ilegal de cuernos de rinoceronte, se ensombrecen ante una demanda que va en aumento y un tráfico sin más escrúpulo que la ganancia de dinero. No ha sido raro encontrar a estos animales muertos y con sus cuernos arrancados en espacios protegidos, pero cazar a un rinoceronte en un zoológico europeo, es un acto que no se había visto jamás.

Las últimas semanas ha habido un inusual número de ataques violentos a animales en los zoológicos. A fines de febrero, un hipopótamo fue atacado y herido hasta la muerte en El Salvador, y a principios de marzo unos visitantes mataron a un cocodrilo a pedradas en Túnez.

El Ciudadano

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.