INVITACION

Con solo 8 funciones se presentará en el Teatro de La Aurora la obra “Odiar lo que se ama”, pieza teatral escrita por el dramaturgo argentino José Ignacio Serralunga.

El exclusivo estreno en Chile coincide con el estreno en Argentina a cargo de la compañía del autor.

RESUMEN ARGUMENTAL:

ODIAR LO SE AMA narra la historia de Julio e Isabel, dos primos que se re encuentran en la misma casa donde se vieron hace 45 años. Una bella historia de amor que reflexiona sobre el tiempo y las relaciones humanas.

Bajo un diálogo cotidiano, un lenguaje coloquial y una situación simple que de pronto se transforma en algo extra-ordinario; se desarrolla una búsqueda de respuestas. Búsqueda en donde lo que no está, lo que no se dice, lo que ha permanecido oculto; se revela como un sentimiento vital.

La compañía “Teatro Altercado” está integrada por los actores PABLO JEREZ y ALEJANDRA ARAYA, el Director JOSÉ ANDRÉS PEÑA y BETI MAGGI en la Producción. Este es su primer montaje y estreno absoluto en Chile.

“ODIAR LO QUE SE AMA” se presentará entre el 10 y el 19 de Marzo, en Teatro de La Aurora ubicad0 en Av. Italia 1133 (Providencia).

VIERNES y SABADO a las 21.00 horas. DOMINGO a las 20:00 hrs.

La Adhesión es de $5.000 general   / Estudiantes y 3ª edad $ 3.500

PALABRAS DEL AUTOR:

Una historia, por simple que sea, comprende unas dimensiones de espacio-tiempo en las que se desarrolla. La decisión más importante consiste en determinar qué se muestra, es decir qué recortes de la realidad ficcional se van a producir. En esta obra, mi intención como dramaturgo fue poner el foco en la intriga, en la curiosidad por saber qué está sucediendo y qué sucederá a continuación. El espectador se ve privado de la información completa que develaría la verdadera naturaleza de las cosas, y eso lo forzará permanentemente a crear sentido. El esfuerzo, desde la escritura, se orientó a permitir múltiples interpretaciones, que fueran mutando con la aparición dosificada, racionada, de la información.

Así, los conflictos van tomando diferentes sentidos según se vaya intuyendo el porqué de las acciones y de los dichos de cada personaje. La tensión dramática se va construyendo sobre la base de las percepciones individuales de cada espectador, y, en especial, tuve el cuidado y la intención de que permanezca aún después de terminada la obra, dejando sin atar varios nudos que podrían encauzar la trama en un camino único.

En cuanto al entorno general de los sucesos, decidí crear una atmósfera de realismo que impidiera prevenir –para el espectador, digo- la aparición de lo ¿mágico, sobrenatural, onírico? y que a su vez, al concretarse ésta, la potenciara. El amor, la angustia, la duda, el recuerdo están presentes todo el tiempo. Y el tiempo, justamente, es uno de los componentes elementales de la pieza.

No more articles