La evidencia de que la sangre de personas jóvenes retarda el envejecimiento en las personas mayores, todavía no es suficiente. Algunos estudios han probado cierto nivel de eficacia, pero aún falta investigación para concluir que es un método válido. De todas maneras existen organizaciones donde la gente paga millonadas por inyectarse sangre de adolescentes.

Como publica el diario The Sunday Times, la demanda por sangre de personas jóvenes está en alza en algunos lugares de Estados Unidos, con precios de hasta 7.940 dólares una inyección.

En 2016, una empresa llamada Ambrosia declaró que comenzaría unas pruebas en las que estadounidenses de edad avanzada recibirían sangre joven, para hacer un seguimiento de las respuestas fisiológicas.

Aunque hay cierta evidencia de que este método funciona en ratones, todavía se requiere mucha más investigación para confirmar que también da resultados positivos entre humanos.

En ese entonces Ambrosia recibió serias críticas por ciertas falencias en su método de investigación, por ejemplo, por trabajar sin un grupo de control y porque los participantes del experimento no necesariamente debían ser mayores (la edad mínima era 35). Además, los voluntarios debían pagar 8 mil dólares cada uno, solo por formar parte.

De todas maneras hubo unas 100 personas que decidieron participar y que han estado recibiendo inyecciones del plasma desde entonces, con cuatro dosis por semana a cambio de su donación. La sangre joven viene de bancos de sangre y es casi seguro que el dinero pagado por los sujetos del estudio está financiando, al menos en parte, las muestras obtenidas de estos depósitos.

En entrevista con la prensa, el fisiólogo que lidera el proyecto, Jesse Karmazin, afirma que este esta siendo exitoso: “es como cirugía plástica de adentro hacia afuera”, dice, y agrega que “no estoy realmente en posición de decir que esto otorgará inmortalidad, pero creo que se acerca bastante”.

Es pertinente recalcar que la vida es un asunto binario: o se es mortal o se es inmortal. No hay términos medios, no se puede ser casi inmortal (eso significaría que la muerte llegará tarde o temprano).

En resumen, y cualquiera sea el resultado de este experimento, es aconsejable tomarlo con cautela, porque las afirmaciones rotundas requieren de evidencia rotunda y sostenida. Por eso el rejuvenecimiento por la vía de la sangre joven es algo que aún está por verse.

Vía IFLScience

El Ciudadano

 

No more articles