El fanatismo sabe de reacciones ridículas. Una frase que nuevamente cobra vida después de que estas imágenes dan la vuelta al Mundo. Son las de un fanático chileno no aguantó su furia por la dura caída que dejó a Chile sin Mundial y destrozó su pantalla.

Eso porque la derrota de La Roja, más la victoria de Argentina y el empate de Perú y Colombia, sentenciaron la suerte del combinado nacional, que deberá ver la cita planetaria -precisamente- por la TV. El hincha no soportó su rabia de quedar al margen de la fiesta del fútbol y ‘agradeció’ el artefacto, primero arrojando un vaso, para después hacerlo ‘trizas’ con un golpe de puño, consignó Chilevisión.

Por si no fuera poco. El sujeto, cuya identidad por ahora es desconocida, arrojó el televisor al suelo para acabar su trabajo. De las Clasificatorias, en ese hogar, no supieron más.

Medios peruanos, argentinos y de otras partes del Mundo ya difunden las imágenes de este particular momento.

No more articles