Cifras desagregadas del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), citadas este sábado por el diario La Tercera, señalan que mientras hace exactos cuatro años los profesionales universitarios cesantes llegaban a las 76.120 personas (en el trimestre julio-septiembre de 2013), el último boletín para igual período de este año indica que la cifra llegó a las 122.550 personas, lo que representa un alza de 61%.

Según el reporte del matutino, aunque la cantidad de personas desocupadas con título técnico también ha aumentado (57,3%) en igual período, la tendencia es más favorable respecto a los profesionales, que en el último año incluso registran una disminución en el número de desempleados, pasando de 101.370 a 94.250 personas.

“Esto es el resultado del alto acceso a educación terciaria que hoy lleva a aumentar mucho la oferta. Y el lento crecimiento del PIB impide que se creen todos los empleos necesarios para absorber esa oferta”, señaló el especialista Rodrigo Cerda, director alterno de Clapes-UC, citado por La Tercera.

Cerda añadió que “incluso si uno mira las personas que tienen entre 15 y 21 años de estudios, ocurre que en los últimos 12 meses este grupo aumentó en 321.400 personas, y la ocupación de ese grupo también avanzó bastante (220.700) lo que incluye una creación de 98.499 empleos asalariados privados. ¿Qué quiere decir esto? Que la potencial oferta laboral de este grupo de edad está creciendo muy rápido y la expansión de la demanda por parte de más empresas no alcanza para todos”, puntualizó.

Por su parte, Manuel Agosin, decano de la FEN de la U. de Chile, opinó que este fenómeno “se debe al hecho de que la economía real ha estado muy débil, en particular el sector manufacturero, que ha venido decreciendo, lo que ha hecho que la demanda por ingenieros, entre otros, no esté boyante”.

No more articles