Cincuenta días de huelga cumplieron los docentes y asistentes de la educación agrupados en el sindicato del Colegio Mistral de Las Cabras (Región de O’Higgins), quienes presentaron a mediados de este año su primer proyecto de contrato colectivo, recibiendo como respuesta el ofrecimiento de “un balón de gas para el invierno”.

Según consigna el portal Sindical.cl, el sindicato ya ha presentado siete demandas por prácticas antisindicales en el período de la huelga. “Con esto nos dimos cuenta de cómo era realmente nuestro empleador”, afirmó la secretaria del sindicato, Marlen Nuñez, quien relata los comienzos de la movilización: “Al principio no nos presentaron ninguna oferta, recién en la tercera reunión de la negociación nos entregaron algo, donde solo nos ofrecían un balón de gas para los meses de invierno”.

La dirigente cuenta que la mala comunicación entre el empleador y el sindicato continúa durante la huelga, tanto que recién el día 45 la empresa les envío una nueva oferta: “Y la enviaron sólo porque fuimos a Santiago a hablar con el Director Nacional del Trabajo (Cristian Melis), la Seremi (María Eugenia Puelma) y la presidenta de la CUT (Bárbara Figueroa) para hacer presión”.

Pero lo ofrecido por el empleador no fue suficiente para el sindicato, pues la propuesta ni siquiera considera un reajuste por IPC. “Nos ofrecen sólo dos puntos. Lo primero es un aumento que en promedio será del 8%, pero sólo para los asistentes de la educación, que tienen sueldos realmente muy bajos. Y lo otro, es un Retiro Digno para los profesores (incentivo al retiro), que también es insuficiente y es con un cupo de hasta dos por año”.

En ese escenario, llegaron al día 50 de su huelga. Para Núñez, ha sido clave en todo el proceso la solidaridad entre pares: “Estamos resistiendo por algo justo y digno. Son nuestros derechos y nos dimos cuenta de la fortaleza que tenemos, y del doble discurso de nuestro empleador”, añadiendo que han encontrado apoyo en otras organizaciones sindicales, como “SITECO, y los sindicatos de Homecenter y Ripley, que nos han enviado ayuda, también de una empresa de cartones, el Colegio de profes, la Federación Nacional de Trabajadores de la Educación y muchas otras”.

Prácticas antisindicales

De las siete demandas presentadas por los trabajadores durante su movilización, una de ellas fue por derecho a la información, ya que el empleador no habría entregado los datos correspondientes, por lo que el sindicato sólo los pudo obtener a través de la ley de transparencia, pero durante la huelga y no antes de iniciar la negociación.

Otro de los puntos demandados es el hostigamiento a los padres, apoderados y compañeros de trabajo que no están en huelga, y a los alumnos del establecimiento, para que resten su apoyo a los trabajadores movilizados, amenazándolos e ironizando con la situación de los huelguistas.

Además, el sindicato demandó al Colegio Mistral por realizar reemplazo durante la huelga, práctica que está prohibida desde la entrada en vigencia de la Ley 20940.

Por todo esto, y para poder mantener en pie la movilización, en el sindicato se coordinaron y durante estas fiestas patrias se aventuraron con la “Fonda: La Huelga”, que estará en la fonda oficial de la comuna de Las Cabras.

No more articles