Los dirigentes de los sindicatos de los asistentes de la educación de las municipalidades de Lo Prado, Cerro Navia y Pudahuel, entregaron este jueves una carta a la ministra de Educación, en la que solicitan que se acojan sus inquietudes sobre este proyecto de ley que está siendo analizado en la Comisión de Hacienda del Senado y contempla la implementación progresiva de los “servicios locales de educación”.

Gerardo Álvarez, dirigente Sindicato de Asistente de la Educación de la comuna de Lo Prado, explicó que “como vamos a ser los primeros en desmunicipalizarnos con la nueva Educación Pública, en conjunto con Cerro Navia y Pudahuel, solicitamos a la ministra que nos recoja y acoja nuestras inquietudes respecto de la pérdida de la Negociación Colectiva. Somos sindicatos y al ser traspasados, vamos a perder el derecho a huelga y a la negociación colectiva que tenemos hoy y que es un derecho de los trabajadores. Esta es la primera gran inquietud y exigimos que se mantengan estos derechos (…). Los que estamos sindicalizados, hemos logrado avances muchos más grandes que los que están como funcionarios municipales”.

Otra preocupación, agregó Álvarez, es que “en el traspaso, queremos un Estatuto que rija para los asistentes de la educación; eso ya el gobierno lo ha consensuado, pero no tenemos la letra final. Así como lo tienen los profesores -que tienen el Estatuto Docente- nosotros queremos un estatuto propio. Y en eso, hay consenso con el gobierno en muchos artículos, pero no en todos todavía. Queremos garantías de que el gobierno se la va a jugar y también los parlamentarios de la Nueva Mayoría y ojalá de otros sectores, para que este estatuto nos traiga, realmente, beneficios que tienen que ver con sueldos mínimos por estamentos, porque tenemos que tener en cuenta que aquí, en los asistentes de la educación si bien hay profesionales y administrativos, también hay auxiliares que tienen sueldos de pobreza. Nos interesa que este cambio, signifique un avance en calidad para todos los trabajadores y especialmente para los más postergados”.

El dirigente, eso sí, fue enfático en resaltar que “estamos absolutamente de acuerdo con la desmunicipalización y la apoyamos con toda la fuerza”, pero eso no implica que no estén alertas con algunos de los ítems de este proyecto.

A los dos puntos anteriormente citados, Álvarez, dijo que otra preocupación es que “hace unas dos semanas, el gobierno con la derecha acordaron cambiar los plazos y flexibilizaron el tema de la desmunicipalización. Entonces, ahora con estas indicaciones que todavía no se aprueban pero que ya están puestas, los plazos de desmunicipalización se aumentarían como a 10 años y además le deja flexibilidad para que los alcaldes digan: no, ahora no voy a desmunicipalizar; entonces pueden ir postergando y postergando. Y puede ser que nos encontremos con la figura de que finalmente haya comunas que no se desmunicipalicen con los consiguientes riesgos que hemos tenido en muchas comunas”.

En estos tres municipios citados, trabajan alrededor de un total de dos mil asistentes de la educación, entre administrativos, auxiliares, psicólogos, psicopedagogos, fonoaudiólogos y asistentes sociales.

No more articles