El recientemente electo presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Alfonso Mohor, asumió su cargo durante la tarde de ayer, en una ceremonia celebrada en la Casa Central de la Universidad de Chile. Entre los asistentes al acto figuraron el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, vicerrectores, decanos, funcionarios y estudiantes de la Casa de Bello.

De esta forma, el militante del Movimiento Autonomista liderará una de las federaciones estudiantiles más importantes para el país, en reemplazo del militante de la UNE, Daniel Andrade.

Según señaló Mohor, existen tres grandes desafíos para este período en la Fech. “Tenemos que avanzar paralelamente en tres ámbitos: renovar la propia Federación, mediante un cambio estatutario; fortalecer el rol interno que cumple la Fech al interior de la Universidad de Chile; y, externamente, repotenciar el liderazgo que históricamente ha cumplido en las luchas sociales del país”, precisó.

Asimismo, el recién asumido presidente contempla entre sus objetivos conseguir la rearticulación del movimiento social por la educación. “Para nosotros es un imperativo rearticular el movimiento social por la educación y por ello creemos que es medular el fortalecimiento de la organización estudiantil mediante la Confech. Con ese fin proponemos la creación de un Congreso interno que nos permita dialogar sobre la conducción que debiéramos brindarle al movimiento social”.

Finalmente, señaló que resultará clave también la alianza con otras organizaciones y movimientos sociales, como la Coordinadora NO+AFP y Ni una menos. “Es fundamental conseguir una gran alianza entre los movimientos sociales en su conjunto, en el entendido que la causa de los problemas que nos afectan transversalmente como sociedad tienen un mismo origen, y es el modelo neoliberal”.

No more articles