Una dura polémica se vive entre los estudiantes y las autoridades de la Universidad de Santiago, debido a la instalación de varios torniquetes de seguridad -o barreras de acceso-, tanto en el frontis como en otros puntos estratégicos del recinto universitario ubicado en la capital.

Las barreras fueron instaladas hace alrededor de dos meses en el campus de la Usach, y a pesar de que aún no se encuentran operativas, la Federación de Estudiantes (Feusach) ya anunció que el miércoles de la próxima semana realizarán un plebiscito sobre este tema, en el cual se espera la participación de toda la comunidad.

Patricio Medina, presidente de la Federación de Estudiantes de la Usach, declaró al diario La Tercera que “dentro de la universidad hay problemas de seguridad, pero lamentablemente la autoridad, sin consultarle a la comunidad, instaló estos torniquetes”, añadiendo que el hecho “es violento para nosotros. La forma de implementación es reprochable, porque se hizo de forma unilateral, sin preguntarle a nadie, y tampoco resuelve el problema de seguridad”, sostuvo el dirigente estudiantil.

Medina agregó además que si en la consulta se llega a la conclusión de sacar los torniquetes, “vamos a realizar acciones concretas, porque esto ya lo conversamos hace rato con el rector (Juan Manuel Zolezzi)”.

En tanto, a través de una declaración, citada por radio Cooperativa, la prorrectora Fernanda Kri defendió la instalación de las barreras de acceso, ya que, según su visión, “en los últimos años estudiantes, académicos y funcionarios han sido víctimas de hechos delictuales realizados por agentes externos a la institución”.

No more articles