Hasta el Ex Congreso de Santiago llegó el Rector Ennio Vivaldi para participar en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, abriendo así el ciclo de audiencias para el estudio del proyecto de ley sobre Universidades del Estado.

En ella, acompañado del prorrector Rafael Epstein y de los vicerrectores Faride Zeran y Juan Cortés, el Rector de la U. de Chile y Presidente del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech) presentó las propuestas y explicó los desacuerdos que poseen los planteles estatales ante la iniciativa legal presentada por el Ejecutivo, comenzando por señalar que si bien “hubiéramos querido que en algunos puntos fundamentales este proyecto hubiera tenido algunas definiciones drásticamente distintas a las que trae”, expresó enfáticamente que “consideramos que es imprescindible sacar un proyecto de universidades estatales. No podemos dar pábulo para que no lo haya”.

El Rector se refirió a los tres puntos críticos que han generado el desacuerdo de la U. de Chile y de su comunidad y de las instituciones que integran el Cuech: el gobierno universitario y la autonomía, el régimen administrativo de los planteles y su relación con los funcionarios, y el financiamiento.

“No se puede plantear como una contradicción insoluble la autonomía universitaria con el derecho que tiene el Estado a señalar un camino. En el Chile democrático siempre eso ha sido fácilmente compatibilizado: respetar la autonomía de las universidades y hacer que las universidades trabajen en consonancia y en sinergia con el gobierno y con el Estado”, planteó el Rector respecto al primer punto.

Sobre financiamiento, dijo Vivaldi, “es evidente que como viene actualmente el proyecto, no representa ningún compromiso real del Estado para con sus universidades”. Relacionado a esto último, el Rector se refirió a cómo “esta ley nos da la oportunidad de conversar del tema de la matrícula”, abriendo la posibilidad de “llevarla a un punto que sea relativamente razonable, a un nivel de lo que son estadísticas como las del resto del mundo, y de encontrar un equilibrio en el cual podamos responder a nuestros jóvenes que quieren ingresar a las universidades estatales”, en escenario donde actualmente la matrícula estatal asciende sólo al 15 por ciento del total del sistema.

Por su parte, sobre régimen administrativo señaló que hay una voluntad transversal de aclarar la relación institucional de los funcionarios. Es por ello que, complementó, “si nos circunscribimos a esos tres puntos podemos muy rápidamente llegar a acuerdo”, dado que “definitivamente veríamos como una derrota para el país, para la política, para la vida académica, que no logremos una ley de universidades estatales”.

Tras su presentación, que fue proseguida por una del rector de la Universidad de Santiago, Juan Manuel Zolezzi, los integrantes de la comisión plantearon preguntas a los rectores, las que podrán contestar y exponer en una próxima sesión por el tiempo disponible. El Presidente de la Comisión, el diputado Rodrigo González, dijo que se solicitaría el tiempo necesario para que ambos representantes de las instituciones estatales pudieran explayarse con los temas que los diputados presentes les plantearon.

No more articles