Sergio Galvarino Apablaza fue uno de los últimos comandantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR). Hoy se encuentra encausado como uno de los implicados en la ejecución de Jaime Guzmán en 1991, y desde 2010 cuenta con la protección del Estado argentino a través de la figura del refugiado político.

En la tarde de este martes 5 de diciembre la Dirección de Migraciones del gobierno de Mauricio Macri determinó retirar el beneficio a Apablaza, lo que abre la oportunidad para que el Gobierno chileno y la UDI puedan solicitar la reactivación del proceso de extradición del ex frentista.

El gobierno de Michelle Bachelet, a través del canciller Heraldo Muñoz, sostuvo que “la Corte Suprema de Argentina ya le dio la razón a Chile cuando solicitó la extradición”, agregando que “lo que estaba pendiente era este otorgamiento del estatus de refugiado que ahora ha sido levantado”. “Las posibilidades de la extradición aumentan, pero se tiene que respetar el debido proceso”, concluyó el Ejecutivo.

Mientras, el abogado de la familia de Guzmán, Luis Hermosilla, planteó que “está ocurriendo lo que debió ocurrir siempre, que es facilitar el camino al cumplimiento de la decisión de la Corte Suprema argentina en orden a conceder la extradición y enviarlo a Chile”.

Sin embargo, en conversación con El Ciudadano el abogado chileno de Apablaza, Alberto Espinoza, cree que el escenario es resultado de una intencionalidad política digitada -dice- “desde Chile por la UDI, que es el partido  que representa ideológicamente el sector más conservador y más identificado con la dictadura militar de Pinochet”.

“No es posible que se le rinda cuentas a la UDI y eso demuestra que este partido está detrás de esta persecución política y el Estado se subordina a sus intereses políticos”, advierte el abogado.

Foto: Alberto Espinoza / CNN Chile

¿La decisión del gobierno argentino afecta alguna estrategia judicial en el caso de Galvarino Apablaza? 

Yo creo que no afecta en nada todavía, puesto que se trata de una decisión que está siendo objeto de recursos de manera que la condición de refugiado se mantiene vigente mientras no se confirme ni se ejecute por parte de las autoridades trasandinas.

Conocido el discurso del gobierno de Mauricio Macri, ¿cree que existe una intencionalidad política en esta decisión? 

Efectivamente hay una intervención política claramente relacionada con el proceso electoral que se vive en Chile. Ya hay un emplazamiento al candidato Guillier para que se pronuncie respecto de este tema. Pero lo que podríamos decir al respecto, es que si se le revoca el refugio es una contradicción grave, ya que Galvarino Apablaza es un ex preso y torturado político. Esto es inaceptable en el derecho internacional de los derechos humanos.

El contexto en Argentina también influye en esta definición 

Esta es una decisión política digitada desde Chile por la UDI, que es el partido que representa ideológicamente el sector más conservador y más identificado con la dictadura militar de Pinochet. En este sentido, el Estado chileno ha dado una señal muy equivocada ya que se ha puesto al servicio de la UDI, sus intereses particulares y sus intereses políticos.

¿En qué se verifica eso? 

Se puede corroborar al momento de que el abogado contratado por el Estado chileno, cuyo sueldo se cancela con recursos públicos -y que recibe más de US$50 mil- le tiene que rendir cuentas a un diputado de la UDI, lo que es inaceptable desde el punto de vista de la probidad funcionaria. No es posible que se le rinda cuentas a la UDI y eso demuestra que este partido está detrás de esta persecución política y el Estado se subordina a sus intereses políticos.

¿Por qué se daría esta subordinación?  

Eso habría que preguntárselo a don Heraldo Muñoz: ¿cuál es el motivo para colocarse al servicio de la UDI cuando el Estado ya resolvió por la vía de la extradición?

¿Cuáles son las etapas que siguen en este proceso?

Bueno, en Argentina ya se presentó un recurso de apelación, luego vendrá una tercera instancia ante la Corte Suprema y, dependiendo de lo que ahí se resuelva, quedará definido cuál es la situación de Apablaza. En caso de que se confirme, el refugio se mantendrá como hasta hoy, al amparo del Estado argentino. En caso contrario, Chile tendrá que solicitar nuevamente la extradición de Galvarino Apablaza, ya que la solicitud solicitada anteriormente quedó en nada por la aprobación del refugio político.

¿Puede pasar mucho tiempo en eso, varios meses?

Pueden pasar varios años, no sólo varios meses. Apablaza no llega a Chile, eso lo puedo asegurar.

No more articles