El número de feminicidios se ha incrementado en México debido a múltiples factores, entre ellos, el recrudecimiento de la violencia y la expansión de los cárteles de la droga, que buscan diversificar sus actividades ilícitas a través de la explotación sexual de mujeres y niñas.

Sin embargo, otra de las causas, según el criterio del cardenal emérito Juan Sandoval Iñiguez, es “la imprudencia de las mujeres”. Así lo detalló en una charla a la que fue invitado, en la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Según Sandoval Iñiguez, durante los años más aciagos del narcotráfico en México (2006-2012), las mujeres de Ciudad Juárez, en Chihuahua, formaron parte de un experimento social. De acuerdo con el prelado, las mujeres eran conquistadas por un supuesto policía “bien parecido”, vestido de civil.

Cuando las mujeres eran seducidas por el oficial encubierto —narró el sacerdote—, eran llevadas a la presidencia municipal de Ciudad Juárez, donde ya estaban reunidas más de 40 personas de sexo femenino, a las que las autoridades regañaban diciéndoles que “con cualquier persona se suben, por eso las matan”, según recoge el medio UDGTV.

De inmediato, las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar. Algunos internautas calificaron las declaraciones y la actuación del cardenal como “aberrantes”.

Otros usuarios se limitaron a informar con ironía acerca de las polémicas palabras del sacerdote.

No more articles