Este mes de noviembre se cumplen 15 años del asesinato del joven mapuche Edmundo Alex Lemun Saavedra. Fue un jueves 07 de noviembre, cuando Lemun, perteneciente a la comunidad Montutui Mapu, recibió un disparo en la cabeza durante una acción de recuperación territorial en un terreno en disputa, el Fundo Santa Alicia, propiedad -amparada por el Estado de Chile- de Forestal Mininco, filial de la CMPC, perteneciente al grupo Matte, en la comuna de Ercilla, Región de La Araucanía.

Fue en medio de la resistencia, de piedras por parte de la comunidad, y balines y balas por parte de carabineros, que Alex Lemun recibió en la cabeza el impacto de un perdigón de plomo de una escopeta Winchester calibre 12 -la misma que 3 años atrás había matado al estudiante Daniel Menco en Arica-, disparado por el Mayor de Carabineros, Marco Aurelio Treuer.

Los comuneros relatan que alrededor de unas 50 personas, entre ellas muchos ancianos y niños, se encontraban en el terreno recogiendo leña para reivindicar el territorio usurpado, cuando llegaron 3 carabineros y una carabinera disparando bombas lacrimógenas, a lo que los comuneros respondieron tirando piedras.

Los policías, ubicados a no más de 100 metros de la gente, comenzaron entonces a disparar balines de goma con la escopeta anti-disturbios, pero luego ésta fue cargada con balines de plomo, siendo disparada en reiteradas ocasiones por el Mayor Treuer. Uno de esos balínes dio directo en la cabeza de Alex Lemun, por lo que los presentes llaman al 133, desde donde les cortan, y luego a la ambulancia, la cual llega después de 40 minutos. La zona es sitiada por Fuerzas Especiales de Carabineros.

Lemun fue trasladado inicialmente en carreta, luego por una ambulancia, hasta Angol, desde ahí lo trasladan al Hospital de Temuco y finalmente el Gobierno dispone llevarlo a la Clínica Alemana de Temuco, donde es intervenido quirúrgicamente y conectado a ventilador mecánico. Tras 5 días de agonía, el 12 de noviembre de 2002, Alex Lemun muere en Temuco.

Luego del asesinato, el Gobierno de Ricardo Lagos implementó la denominada “Operación Paciencia”, acrecentando el conflicto en Wallmapu, pues fue ejecutada por la policía militarizada en complicidad con los terratenientes del sector, para perseguir a las comunidades movilizadas, contexto el que fueron encarcelados decenas de comuneros, entre ellos Pascual Pichun y Aniceto Onorin, ambos casos por los que fue condenado internacionalmente el Estado chileno.

Alex Lemun pertenecía a la comunidad Rekem Lemun en Ercilla, tenía 8 hermanos, y según sus familiares, “era estudioso y disciplinado”. Creció rodeado de plantaciones forestales y viviendo día a día lo que esto provocaba en las comunidades que viven de la tierra, lo que lo llevó a participar de las movilizaciones de su pueblo, entre ellas los procesos de recuperación impulsados por distintas comunidades, como la de ese día 7 de noviembre.

Sobre el policía que disparó el balin que mató a Alex Lemun, el Mayor Treuer, éste fue ascendido dentro de la institución uniformada, mientras la justicia ordinaria, que si bien había señalado que el hecho se trató de violencia innecesaria por parte de carabineros, se declaró al poco tiempo incompetente, por lo que el caso fue derivado a la Justicia Militar, donde fue finalmente sobreseído, por lo que el crimen aún se encuentra en impunidad, como tantos otros perpetrados por las fuerzas de orden chilenas.

En ese sentido, el año 2006 fue presentada por la familia de Lemun una denuncia a la CIDH, la cual fue acogida en el año 2013, no teniendo aún resolución y que sigue aún en curso. La denuncia es por “ejecución extrajudicial de Lemun por parte de agentes estatales de Carabineros y la impunidad en que quedó el caso como consecuencia de su radicación en la jurisdicción militar”.

Ante este panorama, el lunes 07 de noviembre de 2016, miembros de la Comisión Funa, junto a otras agrupaciones de Memoria y DDHH, realizaron una funa (scratch) en las afueras de la Dirección Nacional de Carabineros (Paseo Bulnes N° 80, Stgo Centro), exigiendo justicia y fin a la impunidad del asesinato de Lemun.

Este año, en tanto, se realizó otra funa, el 12 de octubre recién pasado, cuando un centenar de personas llegaron hasta el Hospital de Carabineros, ubicado en Antonio Varas 2500, comuna de Ñuñoa, Santiago, con la finalidad de manifestarse contra la impunidad del Mayor de Carabineros Marco Treur Heyssen.

Reporte: Radio Villa Francia

No more articles