El sábado 25 de enero, un joven mapuche de 22 años murió producto de un disparo, en el contexto de un desalojo en la localidad de Villa Mascardi, a 30 km de Bariloche, Argentina.

Se trata de Rafael Nahuel, quien sufrió la represión del grupo Albatros de la Prefectura Naval, junto a varios integrantes de la comunidad de Lof Lafken Winkul Mapu.

Según fuentes del portal argentino Infobae, la bala de 9 mm que mató al joven fue disparada por un arma de Prefectura.

La autopsia reveló que el proyectil ingresó por el glúteo izquierdo de la víctima, tuvo un recorrido lateral ascendente, comprometiendo órganos vitales, hasta quedar alojada en la axila derecha.

El medio trasandino señala que durante los procedimientos ordenados por el juez juez federal Gustavo Villanueva, el grupo Albatros utilizó armamento para disparar proyectiles 9 mm y armas con cartuchos de tinta.

El mismo portal sostiene que los testimonios de los miembros de Albatros indicaban que los mapuche que participaron del enfrentamiento hacían uso de armas calibre 22 y 38, por lo que quedaría descartada la versión que aseguraba que la muerte del joven fue producto de “fuego amigo”.

No more articles