Caso Luchsinger: defensor de los imputados dice que la evidencia es débil

El defensor penal Mario Quezada, que defiende a dos de los 11 imputados por el ataque a la familia Luchsinger Mackay ocurrido en enero de 2013 en La Araucanía y que terminó con la vida del matrimonio de agricultores, aseguró que el testimonio utilizado como principal evidencia del Ministerio Público, es débil.

Según consigna el portal SoyChile, el abogado dijo que hasta el momento la única prueba del Ministerio Público contra sus representados es el testimonio de José Peralino, el que debería ser descartado pues “la declaración de Peralino se puede analizar en el propio juicio oral. Si se constata que fue obtenida con coacciones, (la jueza) puede no valorarla”.

Quezada añadió que el testimonio como prueba, es débil. “No solo es la prueba central: es la única prueba, y eso demuestra la debilidad que hay en este caso para acreditar la participación, supuesta, de mis representados” dijo el abogado defensor, quien añadió que sus representados son inocentes y que la Fiscalía debería retomar sus líneas investigativas anteriores al relato de Peralino. “Las personas que particiaparon (en el atentado) son otras, no las que están investigadas. Ése es el tema”, concluyó. 

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.