Martín Currinuinca se encuentra postrado en la unidad de traumatología del Hospital Castro Rendón, Argentina, por las agresiones que denuncia haber recibido de parte de la policía local la noche del domingo 27 de agosto. Actualmente depende del resultado de las intervenciones quirúrgicas en la columna, a las que deberá someterse para no resultar paralítico.

 

Según informó Diario Andino, Curruhuinca sufrió la lesión cuando fue detenido por la policía y estaba siendo trasladado.

La declaración del afectado, señala que cayó de la camioneta policial al evitar mayores maltratos, y que al caer, fue arroyado por el vehículo por un movimiento negligente o malintencionado. Currihuinca denunció que para no hacerse responsables, movieron su cuerpo -inmóvil- desde la vereda, hasta la mitad de la calle; de modo de fortalecer la versión de que Martín sencillamente habría caído de la camioneta de modo accidental y descartando la responsabilidad policial.

El esclarecimiento de la veracidad de las afirmaciones quedarán sujetas a las pericias a las lesiones y a la confrontación de testigos, entre los que se cuentan los amigos del denunciante, quienes también iban en el vehículo policial

 

No more articles