Hablan Ana Llao y Aucán Huilcamán

Dirigentes mapuches enjuician actitud de gremio camionero: “No son blancas palomas, todos los días nos están amenazando”

“Nos preocupa que con esta nueva cacería de brujas encarcelen más gente de la que ya hay, que comiencen a asesinar a más de nuestra gente, en especial a los jóvenes”, denuncia la werkén de la agrupación mapuche Ad Mapu.

Sergio Pérez

Luego del ultimátum dado al Gobierno el pasado martes 29 de agosto por Sergio Pérez, presidente de la Confederación Nacional del Transporte de Carga de Chile (CNTC), después del ataque incendiario que afectó a 29 máquinas en San José de la Mariquina, distintos dirigentes mapuches han querido referirse a la actitud del gremio de transportistas.

El werkén del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, y la werkén de la organización Ad Mapu y ex consejera nacional mapuche ante la Conadi, Ana Llao, expresaron su repudio a los dichos del presidente de la CNTC, acusándolo de repetir las maniobras que desestabilizaron el gobierno de la Unidad Popular y aclarando que la vinculación de los hechos con el pueblo mapuche aún no está esclarecido.

El terrorismo proviene de otros lados

Después de conocerse el petitorio de los transportistas, para los conocedores de la historia reciente de Chile se develan muchas similitudes entre lo sucedido entre 1972 y 1973. En conversación con El Ciudadano, Ana Llao coincide con este análisis, aunque admite que “la diferencia es que esta vez no están luchando contra el Gobierno porque al final todos son socios, amigos y parientes”.

Te puede interesar: Sergio Grez, historiador: “Escuchando al presidente de los dueños de camiones se me viene a la mente 1972 y- 1973”

“Los camioneros están llamando a la violencia y al terrorismo. Acostumbran a actuar de esa forma, no nos olvidemos el papel que cumplieron para el golpe. Amenazan con hacer paros, tomarse las carreteras. Llegan a La Moneda y prácticamente les ponen alfombra roja. Ellos no son blancas palomas. El verdadero terrorista que existe en la región de La Araucanía son los camioneros, que todos los días nos están amenazando a nosotros, junto con los latifundistas y las empresas extractivistas que entraron a nuestras comunidades”, denuncia la werkén de Ad Mapu.

La histórica dirigenta afirma que no es comprensible que se tengan incertezas en torno a la autoría de la quema masiva de camiones, calificando de preocupante el escenario que se avecina. “Siguen buscando razones para militarizar y reprimir las comunidades. No nos amedrentan, seguimos haciendo nuestras actividades y reuniones; seguimos organizándonos, pero nos preocupa que ellos tengan el poder económico, político y sean corruptos. Nos preocupa que con esta nueva cacería de brujas encarcelen más gente de la que ya hay, que comiencen a asesinar a más de nuestra gente, en especial a los jóvenes”, sostiene Llao.

En ese sentido, la ex consejera ante la Conadi acusa que “nuestros estudiantes están siendo amedrentados; está el caso de Brandon Hernández, de Fabiola Antiqueo. Son casos dramáticos que han dejado secuelas”. “Para el pueblo mapuche la persecución y el amedrentamiento de la dictadura no ha cambiado en absolutamente nada”, denuncia.

Ana Llao tiene claridad en sus dichos. Para ella, existe una única razón que explica la arremetida reaccionaria del gremio transportista. “La lucha es contra el pueblo mapuche, el odio lo tienen hacia nosotros. Quieren seguir tranquilos usurpando el poco territorio que nos está quedando. A los camioneros les está molestando que reclamemos nuestros derechos territoriales ancestrales y que nos estemos reorganizando. Su temor es que tengamos participación política”, advierte la dirigenta.

Aprovechamiento político

No menos crítico -pero enfocado en otras aristas del conflicto- se encuentra el werkén del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán. Afirma que debido al accionar de los camioneros, existen parlamentarios que han sacado provecho político para acusar a su pueblo y exigir aplicación de leyes nefastas, como lo es la antiterrorista. “Las declaraciones del senador José García Ruminot y del fiscal Arroyo sobre la quema de camiones son de carácter irresponsable, discriminatorio y hasta fascista. Es un aprovechamiento del senador Espina pedir que se legisle sobre terrorismo sin conocer los supuestos grupos a quien se pretende aplicar la ley antiterrorista”, afirmó Huilcamán.

El también candidato a senador por La Araucanía emplazó a su vez a la dirigencia de la CNTC, llamando al diálogo. “Escuchen al pueblo mapuche y no sigan emitiendo declaraciones deliberadas y antojadizas, alejadas de la historia y los derechos que nos asisten como pueblo. Nadie desea el terrorismo. Los hechos de violencia son actos no esclarecidos y resulta gratuito vincularlos a personas de origen mapuche por una pancarta que puede elaborar cualquier persona”, señaló el werkén del Consejo de Todas las Tierras.

Priorizar los problemas

No obstante la gravedad de los hechos -y la acrecentada militarización del territorio confirmada este jueves 31 de agosto- Ana Llao señala que existen también otros temas preocupantes. “Dictaron arresto para el lonko Víctor Queipul porque supuestamente ofendió a un policía. Nuestro machi Celestino Córdova pasa por una situación de salud bastante grave y está condenado a 18 años. Tenemos lamienes que llevan 86 días en una huelga de hambre que no se visibiliza. Tenemos el juicio donde quieren condenar a 11 lamienes por el caso Luchsinger-Mackay. Todos los días estamos siendo ofendidos, vivimos la discriminación. Me preocupa la odiosidad que se está creando contra el hecho de ser mapuche. Es preocupante esta división de la sociedad”, plantea la werkén.

Finalmente, consultada por los anuncios gubernamentales de inclusión y representatividad que se afianzarían en estos días, la posición de Llao es tajante. “El gobierno de la señora Michelle Bachelet sale diciendo que está dialogando con los mapuche, está presentando leyes de ministerio indígena en el parlamento, hablando de cupos parlamentarios pero en el fondo todo es un show. Es un engaño lo que hace el Gobierno con la supuesta Ley Araucanía, que es de la multigremial junto con la Iglesia Católica y algunos parlamentarios que se dan vueltas de carnero, pidiendo la consulta indígena porque ésta sería la mejor ley que habría. No es ley para los mapuche, no nos interesa”, sostiene.

Gabriel Muñoz
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.