El neoliberalismo tardío en sudamérica

El nuevo neoliberalismo de la región: Cartes y Macri en una reunión bilateral de empresarios convertidos en presidentes

Los presidentes de Paraguay y Argentina se mostraron unidos y firmaron distintos acuerdos de colaboración política y económica. Ambos son dos ejemplos concretos de cómo el poder empresarial puede llegar al máximo cargo político en sudamérica.

20 March 09:03
#Argentina, #Latinoamerica

Horacio Cartes y Mauricio Macri, presidentes de Paraguay y Argentina mantuvieron el pasado jueves 16 de marzo una reunión bilateral en donde abordaron varios temas de interés común para ambas naciones del Mercosur. Los temas centrales del encuentro giraron sobre la negociación de la deuda de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), los problemas fronterizos con respecto a las migraciones y el narcotráfico.

cartes Macri

Durante el discurso oficial, que se realizó como cierre de la II Reunión Binacional de ministros y gobernadores de Paraguay y Argentina, en la Conmebol, el mandatario paraguayo puso énfasis en la situación del Mercado Común del Sur (Mercosur) al hablar de la necesidad de superar las trabas comerciales. En esa dirección, Cartes afirmó que el Mercosur debe retornar a sus objetivos fundacionales y constituirse en factor esencial de justa integración económica y comercial.

“Debemos desmantelar realmente las trabas que subsisten a nivel intra Mercosur, las que aún limitan nuestro comercio. Si así lo hacemos, cumpliremos por fin el propósito fundamental del artículo 1º del Tratado de Asunción, que consagra la libre circulación de bienes, servicios y factores productivos”, expresó el jefe de Estado paraguayo. Además, agregó que aspiran a un Mercosur más dinámico y con resultados concretos. Acotó que hay que avanzar en las negociaciones con la Unión Europea, la Alianza del Pacífico y otros Estados, tal como rescata el portal Última hora.

“Debemos desmantelar realmente las trabas que subsisten a nivel intra Mercosur, las que aún limitan nuestro comercio. Si así lo hacemos, cumpliremos por fin el propósito fundamental del artículo 1º del Tratado de Asunción, que consagra la libre circulación de bienes, servicios y factores productivos”, expresó el jefe de Estado paraguayo.

Ambos presidentes son una clara muestra de cómo dos personajes vinculados al mundo del empresariado pueden llegar a ocupar el máximo rol político si el establishment económico lo decide. Con una fuerte protección mediática de los grupos de comunicación más concentrados y una estrecha relación con los sectores económicos más altos, ambos proyectos encabezan, junto a Michel Temer en Brasil, las propuestas de un neoliberalismo tardío en el continente, intentando borrar con el codo lo que los gobiernos “populistas” dejaron en la región.

En esa dirección, no es de extrañar que en materia de seguridad se oigan los lugares comunes que vinculan a las fronteras con la inseguridad, pobreza y narcotráfico. Cartes y Macri anunciaron que intercambiarán información sobre paraguayos o argentinos con antecedentes y condenados para restringir su ingreso. Además de acciones contra el delito de trata de personas y el fortalecimiento de la conectividad por medio de enlaces de fibras ópticas, donde se encuentran los proveedores internacionales que llegan a las costas argentinas.

Ambos presidentes son una clara muestra de cómo dos personajes vinculados al mundo del empresariado pueden llegar a ocupar el máximo rol político si el establishment económico lo decide

El presidente argentino Macri aprovechó la oportunidad para exacerbar con la preocupación de su gobierno en torno a las acciones del narcotráfico y solicitó un trabajo conjunto para reducir el tema. “Hace ocho años que la comisión que existía no trabajaba en conjunto frente a algo tan delicado que ataca el corazón de nuestra sociedad y la familia”, reclamó Macri.

Así entonces, Paraguay y Argentina parecen estrechar lazos a nivel político a pesar de que puertas adentro, Macri, sus funcionarios y los medios de comunicación más cercanos a su gobierno se encarguen de estigmatizar a la población paraguaya. En su discurso fuertemente neoliberal y conservador, acusan a los migrantes paraguayos (junto a los bolivianos y peruanos) de “saturar” los servicios públicos de salud y educación, al mismo tiempo que se insiste en vincularlos con la inseguridad. De esa manera, se corre el foco de la desinversión estatal y el fuerte ajuste económico que se vive en el país trasandino.

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.