El reto del cambio climático es “una lucha por nuestra propia supervivencia”, dijo en una entrevista con la agencia Efe el experto en sostenibilidad Jorge Brown, que en octubre participará en la ciudad argentina de Córdoba en el encuentro “Economía Verde 2017” junto a personalidades como Barack Obama.

Tras más de quince años asesorando a empresas y organismos, aseguró que ha aprendido que el desarrollo sostenible “no está peleado con el crecimiento económico” y que “hay muchísimos mitos que tenemos que derribar”, como que las energías renovables solo se las pueden permitir los países ricos o que estos “imponen” estas tecnologías, supuestamente más caras, a los países pobres.

Una de las principales ventajas de las energías limpias es que fomentan el desarrollo regional, un “problema clarísimo” en Argentina y Latinoamérica, aseguró Brown, consejero delegado de la Fundación Advanced Leadership (FAL) y ex coordinador general en España de “The Climate Reality”, la organización de lucha contra el cambio climático creada por el exvicepresidente estadounidense Al Gore.

“Al ser completamente independientes, permitirán que muchas zonas no se queden despobladas, que mucha gente se pueda quedar en sus lugares de origen”, explicó el experto mexicano, que ve en la economía verde una manera de que Latinoamérica, tradicionalmente exportadora de recursos naturales, aproveche un “factor absolutamente clave” que no se puede comercializar: el sol y el viento.

Otro de los “mitos” contra los que cargó es el de la visión “romántica” del cambio climático, como “que ya no se van a poder ver más los glaciares”; y alertó de que “hay efectos perversos, que están provocando migraciones, hambrunas y los huracanes en EE.UU.”.

Para el analista, el calentamiento global es “un debate terminado por completo”, ya que el 99 % de los países está tomando medidas para corregir este daño e ir hacia una “economía más sostenible”, y no duda de que el mundo va hacia una economía más limpia: “Ya no es cuestión de si va: tiene que ir. Ahora lo que estamos debatiendo es a qué velocidad”.

“La diferencia va a ser de velocidad, no de dirección”, insistió Brown y añadió que la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de abandonar el Acuerdo de París es “una piedra en el camino que solo va a ralentizar” la lucha contra el calentamiento global, una “lucha por nuestra propia supervivencia”.

El mexicano opinó que la medida de Trump fue “incluso positiva”, al “potenciar el compromiso a nivel mundial” del resto de países que lo suscribieron, y se mostró seguro de que EE.UU. “dará marcha atrás”, “particularmente si quiere seguir siendo el líder económico mundial”.

No more articles