Captura de pantalla 2017-01-05 a las 12.35.49

Comienza la época veraniega y miles de chilenos aprovechan de desplazarse a las costas del país. Un período estival que, sin embargo, muestra un rostro triste y contaminado: el de playas atestadas de desechos.

 

Las cifras de basura en el país son alarmantes. A nivel latinoamericano, y según el organismo The Waste Atlas, Chile es el país que más basura genera. Hoy, cada chileno produce 1,25 kilogramos de basura diaria, lo que representa más de 21.000 toneladas a nivel nacional.

 

El problema es que buena parte de esa basura que se genera en las grandes urbes, durante el verano se traslada hacia las zonas costeras del país, donde existe escasa y nula capacidad de manejo eficiente.

 

En este sentido, el estudio “Entradas de residuos de plástico de la tierra al océano”, liderado por la U. de Georgia -y publicado en Science en febrero de 2015- indica que, “al año, entre 10 mil y 25 mil toneladas de ese desecho plástico son mal manejadas en Chile y tienen el potencial de terminar en el mar. Llegan desde la acuicultura, usuarios de playas y desde el interior, transportadas al mar a través de los ríos”.

Captura de pantalla 2017-01-05 a las 12.32.31

Una mirada del problema en nuestras orillas de mares también lo entrega el estudio liderado por el Núcleo Milenio de Ecología y Manejo Sustentable de Islas Oceánicas (Esmoi), quienes analizaron la contaminación costera en cuatro comunas representativas del país: Antofagasta, Rapa Nui, Coquimbo y Puerto Montt.

 

El estudio es alarmante. No solo evidencia que las playas de Antofagasta son las más contaminadas de Chile, sino porque, salvo por Rapa Nui, revela que no existen planes formales de mitigación para la contaminación en las playas chilenas.

 

Según las investigaciones de los Científicos de la Basura -programa de Ciencia Ciudadana liderado por investigadores de la Universidad Católica del Norte-, la cantidad de basura presente en las playas de Chile se duplicó entre el año 2008 y el año 2012, llegando a un promedio nacional de 4,4 unidades de basura por metro cuadrado. En otras palabras, a cada paso dado en una playa chilena, el veraneante encontrará, al menos, dos unidades de basura.

 

Para Matías Asún, Director Nacional de Greenpeace en Chile, “los residuos que genera cada habitante en su vida diaria sumado a los desechos de los veraneantes nos convierte en una sociedad que trata a su país, sus mares y playas como un vertedero. Hacemos un llamado a la ciudadanía y a las autoridades para revertir este verdadero tsunami de basura y plástico que está matando nuestras playas. Afortunadamente, a través de la plataforma Hagamos Eco, la ciudadanía está promoviendo campañas de limpieza de nuestro borde costero”.

 

El problema de los residuos plásticos en los mares del mundo ha sido expuesto recientemente por estudios de Naciones Unidas, los que dan cuenta de que unas 800 especies marinas son afectadas por los plásticos que se lanzan a los mares del mundo. De hecho, el 40% de los cetáceos y el 44% de las aves marinas son afectadas por comer desechos marinos (muchos de ellos microplásticos).

 

Hay que tener en cuenta  que el 8% de la producción mundial de petróleo se usa para hacer plásticos y que los costos provocados por la contaminación de los desechos marinos superan los 13.000 millones de dólares.

 

Nota al editor:

Campañas Hagamos Eco:

https://www.hagamoseco.org/petitions/limpieza-borde-costero-y-playas-de-valparaiso

 

https://www.hagamoseco.org/petitions/punto-limpio-en-maitencillo

 

https://www.hagamoseco.org/petitions/no-mas-caca-al-mar

No more articles