Jon Huntsman, embajador de EE.UU. en Rusia desde octubre, ha criticado las pasadas Administraciones de su país por intentar enmendar las relaciones con Moscú a través de espectáculos mediáticos, y ha implorado a ambos países que más bien se centren en los “asuntos esenciales”.

“¿Por qué cada Administración, ya sea demócrata o republicana, habla sobre un ‘reinicio’?”, se preguntó Huntsman. “Cada vez que hablamos de ello, las personas comienzan con las mejores intenciones, pero luego se encuentran con la ‘realpolitik’ [política basada en circunstancias y no en premisas ideológicas, morales o éticas]”, agregó el diplomático durante una entrevista con radio Kommersant.

“Yo diría que debemos sacar el término ‘reinicio’ de nuestro diccionario”, aseveró, recordando la ocasión en 2009 en que Hillary Clinton, siendo entonces secretaria de Estado, ofreció a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, un botón rojo con las palabras ‘reset’ (‘reinicio’ en inglés), como gesto simbólico de un restablecimiento de las relaciones entre ambas naciones.

Lo curioso es que ese obsequio también tenía una inscripción en ruso de la palabra ‘reinicio’. Sin embargo, el Departamento de Estado erróneamente la tradujo como ‘peregruzka’ en vez de ‘perezagruzka’, lo que irónicamente significa ‘sobrecarga’, señala RT en español.

En concordancia con el error de traducción, el actual secretario de Estado, Rex Tillerson, recientemente declaró que las relaciones con Moscú se encuentran en el punto más bajo desde el final de la Guerra Fría, y reprendió la iniciativa de Clinton, diciendo que “no se puede borrar el pasado” y “empezar con una pizarra limpia”.

Huntsman, por su parte, señala que mejorar las relaciones con Rusia es una prioridad para el presidente Donald Trump, pero que esto no será “ni rápido ni fácil”.

No more articles