Una foto cuyo propósito era difundir un mensaje de “amor y paz” ha generado maliciosas críticas y una gran polémica. Todo ocurrió en los preparativos del certamen Miss Universo, cuando la representante iraquí Sarah Idan se hizo un selfi con la israelí Adar Gandelsman que compartió en sus redes sociales.

“Amor y paz de parte de Miss Irak y Miss Israel”, escribió Idan en su cuenta de Instagram seguida de emoticonos de corazones, informa el diario The Times of Israel.

With Miss Iraq, Practicing bringing world peace 😉

Posted by Adar Gandelsman on Tuesday, November 14, 2017

La joven israelí también compartió la fotografía en su cuenta de Facebook.

Sin embargo, el fraternal selfi ha desatado una ola de críticas y la representante iraquí en el concurso de belleza se vio obligada a justificarse.

Idan aseguró que su compañera israelí fue quien le pidió la foto con la cual quería expresar paz entre judíos y musulmanes.

Algunas redes sociales árabes expresaron su ira por la publicación de la fotografía y los comentarios en la cuenta de Idan fueron de condena por haber herido a la causa palestina.

La belleza iraquí se justificó en Instagram: “Quiero subrayar que el propósito de la fotografía era expresar esperanza y deseo de paz entre los dos países”. Además, agregó que la fotografía “no expresa ningún apoyo al Gobierno de Israel ni tampoco significa que esté de acuerdo con sus políticas hacia los territorios árabes”. La fotografía no fue eliminada de su cuenta de Instagram.

Idan de 27 años, nació en Bagdad, y vive ahora en California (EE.UU.), según reza su cuenta de Facebook.

Mientras, Gandelsman, de 19 años de edad, es originaria de Ashkelon (Israel) y se encuentra actualmente cumpliendo el servicio militar, relata el sitio web de Miss Universo.

 

No more articles