En distintos puntos de Santiago y el país se hizo sentir la noche del lunes el caceroleo convocado por la Coordinadora NO+AFP para exigir el fin del sistema privado de pensiones y la implementación de un sistema solidario de reparto, en una jornada en que se cumplía además un año de la primera protesta masiva contra este sistema impuesto por la dictadura cívico-militar.

En la Plaza Ñuñoa, por ejemplo, se reunieron gran cantidad de vecinos. En el lugar se realizó un acto artístico cultural, que incluyó el ya mencionado caceroleo. En tanto, en el sector de la Villa Olímpica, la gente también salió a las calles a manifestar su descontento.

Puente Alto fue otro de los sectores donde se escuchó fuerte el caceroleo de #NOmasAFP. De acuerdo a los reportes, varios trabajadores y pobladores marcharon frente a la estación Protectora de la Infancia del Metro, registrándose protestas espontáneas en varios sectores de esta comuna.

San Miguel, Peñalolén, La Cisterna, Lo Espejo, barrio Yungay, Villa Francia, La Florida, San Bernardo, Valparaíso, San Antonio, Viña del Mar, Los Andes, Iquique, Antofagasta, Concepción, Puerto Montt, entre muchos otros. De todos lados aparecieron los reportes sobre los caceroleos, en esta nueva jornada de manifestación por el fin de las AFP.

En ese sentido, durante la jornada, Luis Mesina insistió en su llamado a que la totalidad de los usuarios y usuarias del actual sistema previsional se cambien al fondo E de pensiones. “Queremos que la gente se refugie. Hoy día el fondo A está rentando más, pero nada garantiza que caiga por el desplome de las bolsas”, dijo el dirigente, quien también confirmó la realización de un plebiscito nacional para evaluar la continuidad del sistema previsional, en el mes de octubre.

No more articles