Un reportaje del portal Ciper Chile reveló que entre 2014 y 2016, un total de 107 documentos pagados por 40 parlamentarios de todas las bancadas fueron copiados, al menos en algunos párrafos, de fuentes no citadas.

La nota de Ciper puso como ejemplo el caso de Ricardo Rincón (PDC), que en febrero de 2016 pidió documento de siete páginas, donde toda la información está plagiada de monografías.com, una página web que utilizan los escolares para hacer tareas. De esa forma, la asesora Paulina Gómez Barbosa recibió $2,2 millones por el esfuerzo de copiar lo escrito por José Pérez, un estudiante de derecho de la Universidad Peruana de Las Américas.

El reporte añade que todos los meses, los diputados reciben una asignación de $2,4 millones para costear informes que encargan a asesores externos -que no forman parte de su equipo permanente- y que les sirven de apoyo cuando el debate legislativo aborda temas que no dominan. En este caso, el diputado Rincón se gastó casi toda su asignación mensual en un informe que pudo haber bajado gratis de internet, sostiene la investigación.

No more articles