Este martes se acordó, en comisión mixta, el traspaso de 890 millones de pesos desde el ítem de asesorías externas del Senado -las comisiones- a un fondo que redistribuirá los dineros para los nuevos parlamentarios, con lo cual el Estado no gastará “un peso más” en la implementación del nuevo Congreso Nacional.

Según consigna Soy Chile, a dicho fondo le faltan aún 1.100 millones. Además, el organismo encargado de administrar el dinero y reasignar los fondos, será el Consejo Resolutivo de Asignaciones Parlamentarias. En ese sentido, se anticipó que con estos cambios, cada senador recibirá cerca de $3 millones menos en el ítem de asignaciones.

Sobre los millones que aún faltan, se informó que también será el Consejo Resolutivo de Asignaciones Parlamentarias el que determinará de dónde se sacarán esos dineros.

En ese punto, hay que recordar que en los dineros que recibe el Congreso del presupuesto nacional, se determinó que los recursos para estos parlamentarios nuevos no saldrían ni de la dieta parlamentaria, ni de los gastos operacionales, ni de los asesores permanentes.

De acuerdo al reporte de Soy Chile, una de las instancias de donde se podrían sacar más recursos sería de las comisiones de la Cámara de Diputados, y de la asignación de gastos operacionales de algunas zonas en donde diputados y senadores -con igual espacio geográfico- tienen dispares ingresos.

Asimismo, el acuerdo de reducir el gasto en asesorías externas, así como el rol que cumplirá el Consejo Resolutivo de Asignaciones Parlamentarias debe ser confirmado ahora por la Cámara y el Senado.

Tras las elecciones pasadas, el Congreso tendrá desde marzo de 2018 un total de 155 diputados y 50 senadores, cifra superior a la actual, donde hay 120 integrantes en la Cámara Baja y 38 en la Cámara Alta.

(Foto: Soy Chile)

No more articles