Defensa española desclasifica documentos oficiales de avistamientos de OVNIs


23 October, 2016 11:10
#Tendencias

«El objeto tenía forma de rombo, con cuatro luces blancas que hacen de vértices, y una luz central más intensa, emitiendo intermitentemente cada segundo aproximadamente». Así describía en 1978 un alférez del aeródromo militar de Agoncillo, en Logroño, el vuelo de un objeto extraño con dirección este-oeste. Ocurrió una madrugada de julio, cuando un soldado de servicio en el aeródromo riojano informó de que estaba viendo algo extraño en el firmamento. Un alférez y un cabo también pudieron observar durante cinco minutos aquel objeto no identificado. Los tres coinciden en que volaba a una altura de unos mil metros, a baja velocidad y sin ruido. Dos de ellos lo describieron con forma de rombo y uno de ellos como un triángulo. Tampoco coincidían en cómo eran las luces. Uno aseguró que tenía cuatro luces en el vértice del rombo, mientras otro veía tres, una en cada punta del triángulo.

Esta información aparece en el expediente 780720, uno de los documentos clasificados que el Ministerio de Defensa acaba de abrir al público. En 1991 Defensa emprendió un proceso de desclasificación y digitalización de avistamientos de fenómenos extraños, también conocidos como «Expedientes ovni». que ha durado varios años. Hasta la fecha su consulta tan solo podía hacerse presencialmente en la sede del Ejército del Aire, pero ahora por primera vez se abre su consulta de forma pública a través de Internet. En todos, se respeta la identidad de los denunciantes de cada caso.

Casi 2.000 páginas de avistamientos

Como el informe de Agoncillo hay 80 expedientes con más de 1.900 páginas de avistamientos de fenómenos extraños que se pueden consultar en la Biblioteca Virtual de Defensa. En todos interviene, de algún modo u otro, personal o material del Ejército del Aire, aunque muchos son denuncias de civiles y «episodios de psicosis colectiva», como se detalla en alguno de los documentos.

Las ocho decenas de documentos recogen fenómenos ocurridos a lo largo de todo el espacio aéreo español, desde el primero observado en 1962 en San Javier (Murcia) hasta el último fechado en 1995 en Morón (Sevilla).

Cada expediente detalla el lugar donde se observó el vuelo inexplicable, la fecha, el resumen de los hechos, las consideraciones, las conclusiones o la propuesta de clasificación o desclasificación del expediente cuando se tenía claro que aquel posible ovni tenía una explicación terrenal.

Algunos son fenómenos vistos en un solo lugar, mientras que otros abarcan varios puntos de la geografía española, como aquellas luces extrañas que se vieron en la zona norte de España, sur de Francia y norte de Italia un 23 de febrero 1971. El expediente, en este caso, adjunta la explicación de aquel fenómeno extraño que tanto inquietó a la población de Barcelona, Huesca, Lérida y Cantabria. «El avistamiento coincide con el lanzamiento desde el Centre d’Essais de Biscarrosse, en las Landas francesas, de un cohete “Tibére” para estudiar las perturbaciones de las comunicaciones radioeléctricas», se aclara.

Imágenes trucadas

En otros, el supuesto ovni resultó ser solo la imagen trucada de un avión, como se detalla en uno de los expedientes datos en Alcorcón (Madrid), el 19 de marzo de 1978. O solo un globo sonda, como les ocurrió a unos pilotos militares cuando sobrevolaban Badajoz. El expediente de Defensa recoge la conversación de dos pilotos en pleno vuelo cuando repentinamente ven un objeto en el firmamento para el que no encontraban una explicación. «No es un avión lo que estamos viendo, es una cosa extraña. Está en la vertical misma. Ahora se ha convertido en un triángulo blanco. Está a 10.000 o 15.000 pies», decía uno de ellos. El informe se cierra con la conclusión de que es un globo sonda.

Sin embargo, Defensa no explica qué podría haber sido aquel objeto de color azul que en 1966 se mantuvo en el cielo durante 45 minutos, levitando a unos 200 metros del suelo.

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.