La mediática Raquel Argandoña celebró su 60 cumpleaños con una gran fiesta y rodeada de todos sus allegados, luciendo un elegante vestido diseñado por su amigo Pato Moreno que llamó la atención de todos.

Como era de esperar, el matinal de Bienvenidos de este miércoles estuvo marcado por el debate sobre los detalles de la connotada celebración. Uno de los temas tratados fue el valor del estupendo look lucido por la cumpleañera, que el periodista Hugo Valencia cifró en aproximadamente en 10 millones de pesos, lo que Algandoña no confirmó ni desmintió.

Gracias por acompañarme 😘a celebrar mis 60 años 😊

A post shared by Raquel Argandoña (@argandona.raquel) on

Esta fue la conversación que tuvo lugar en el set, y que fue recogida por el medio Glamorama.

Mauricio Correa: “Raquel, ¿cuánto cuesta ese vestido? Si alguien lo quiere comprar”

Raquel Argandoña: “No, eso es feo, es como decir cuánto pagué por la comida de anoche”

Correa: “¿Pero si alguien se quisiera comprar ese vestido?”

Martín Cárcamo: “Por ejemplo una dama de honor, o una madrina”

Argandoña: “No sé, la Tonka puede decir”

Correa: “Cuánto vale un vestido así Tonka? ¿Un millón?”

Argandoña: “Más poh, la tela vale un millón poh”

Hugo Valencia: “Piensa que cuando Pato Moreno vende un vestido, que el diseñador, mínimo unos tres millones de pesos por vestido, pero con la tela incluida”

Argandoña: “Sí”

Valencia: “Lo que pasa es que ahí la tela es lo caro”

Martín Cárcamo: “Una pregunta, por sabes ¿tú pagai en cuotas el vestido?”

Argandoña: “¿Ah? ¡Qué soy ordinario!”

Polo Ramírez: “¡Pero impertinente la pregunta!”

Cárcamo: “Pero es que si alguien quiere comprar…”

Argandoña: “¿Cómo en cuotas? Ningún diseñador tiene tarjeta de crédito”

Cárcamo: “Yo quiero preguntar, si esto es un mundo desconocido pa’ uno”

Ramírez: “Es verdad”

Cárcamo: “Si alguna persona va a tener de repente el matrimonio de su hija, o algún aniversario importante. Porque tú con Pato Moreno tienen una relación y tú estás metida en el mundo del espectáculo. De repente alguien se va a pegar una jugada de una vez en la vida o de dos veces en la vida, y voy a hacer un esfuerzo, podría vestirme con Pato Moreno. ¿Se puede pagar en cuotas? ¿En cheques?”

Argandoña: “Sí, normalmente los diseñadores te dan facilidades para pagar un vestido así. Yo nunca he visto que tengan tarjeta de crédito los diseñadores, pero sí cuando tú te vas a mandar a hacer un vestido. Depende si eres cliente nuevo, te dicen ‘tienes que abonar algo´, o abonas el 30% , normalmente es el 50. Cuando tú lo vas a buscar tienes que pagar el otro 50, o si no te dicen ‘estoy media complicada’. ‘Ya dame cuatro cheques’.

Correa: “¿De que valores estamos hablando Hugo? La gente quiere saber”

Valencia: “Lo que pasa es que acá lo caro de esto es la tela. Esta tela al ojo, porque se vende en Estados Unidos, sobre los diez mil dólares, es decir sobre los seis millones cuatrocientos ¡la tela!…”

Argandoña: “Lo vende por yardas tu traes el corte, sí”

Valencia: “Para un vestido así de largo, un vestido más corto obviamente necesita meno tela. Así de largo y con ese nivel de detalle diez mil dólares por lo bajo. Por lo tanto estamos hablando de seis millones cuatrocientos más a eso agrégale el trabajo del diseñador, y hablando puntualmente el look de la Raquel, las joyas de Marcela Cortés que también son caras, pero esas te las prestan”

Correa: “O sea ese vestido podría llegar, si una persona lo quisiera comprar ¿a diez millones de pesos?…”

Valencia: “Sí, cerca de diez millones de pesos el look completo”

Ramírez: “Si alguien lo quisiera comprar digamos”

Cárcamo: “La inversión de las mujeres, es mucho más importante que la de los hombres”

Argadoña: “Sí poh, gastamos más las mujeres que los hombres”.

No more articles