Una niña de seis años de Rusia ha sido aclamada como la “chica más bella del mundo”, siguiendo los pasos de la modelo francesa Thylane Blondeau.

Anastasia Knyazeva ya ha amasado a una legión de fanáticos en línea, que han quedado impresionados por sus características de muñeca y sus llamativos ojos azules.
La menor es una modelo infantil exitosa, que ha protagonizado una serie de campañas, incluida la marca rusa Chobi Kids.

Se produce después de que Thylane, ahora de 16 años, fuera conocida como la chica más bella del mundo a la edad de seis años, y se convirtió en la modelo más joven en protagonizar la Vogue francesa.

Todo este éxito ha despertado la preocupación de muchas personas ya que la exposición de una menor de edad al frívolo mundo de la moda, probablemente, no sea lo más adecuado para alguien de su edad.

Anastasia, representada por el presidente Kids Management, ha amasado a más de 500,000 seguidores en su cuenta de Instagram, dirigida por su madre Anna.

Anna publica regularmente fotografías de las sesiones de fotos del niño de seis años, así como también instantáneas de sus bastidores. Cada fotografía recibe cientos de comentarios sobre las características sorprendentes de la menor que acumula admiradores desde Indonesia hasta Brasil.

Uno comentó: “OMG … creo que ella es la chica más bella de la tierra!”, Mientras que otro escribió: “Qué ojos tan bellos”. Otro seguidor publicó “Ella realmente se ve como una muñeca”, mientras que uno agregó: “Qué linda es ella”.

Al parecer a la madre de esta menor solo le interesa la fama que alcance a lograr su hija debido a los dividendos que eso genera, pero por lo visto no le parece preocupar que su hija se vea expuesta ante la mirada de inescrupulosos como es el caso de los pedófilos.

La madre de Anastasia ha estado compartiendo fotos de su pequeña niña desde julio de 2015, cuando la floreciente modelo tenía tan solo cuatro años.

La niña ya ha modelado para las principales marcas en Rusia, incluidos Amoreco y Kisabiano. También fue elegida como la cara de Little Miss Aoki, una línea de la lujosa casa de alta costura para niños Mischka Aoki, en octubre del año pasado.

Algunos fanáticos ya han sugerido que Anastasia, también conocida como Anna, podría algún día llevarse la corona de la modelo rusa Irina Shayk, que saltó a la fama en 2007 cuando se convirtió en la cara de Intimissimi.

A pesar del enorme apoyo en la página oficial de Instagram de Anastasia, algunos han criticado a su madre por dejar a su hija modelar, así como usar maquillaje, a una edad tan temprana.

Una persona escribió: “Me gustaría saber cuánto maquillaje le dan sus padres antes de cada foto”. Debajo de una imagen, otro seguidor agregó: “¿Por qué no sonríe? Ella es una niña”.

Otra joven modelo rusa, Kristina Pimenova, generó controversia luego que fuera descrita como la chica más bella del mundo a la edad de nueve años. La pequeña, que ahora tiene 11 años, más tarde se aseguró un lucrativo contrato de modelo en los Estados Unidos con LA Models.

Sin embargo, su madre se vio obligada a responder cuando fue criticada por publicar fotografías “provocativas” de su hija en las redes sociales.

Glikeriya Pimenova le dijo a MailOnline en ese momento: “Estoy segura que todas sus fotografías son absolutamente inocentes”.

A pesar de su corta edad, Kristina ya tuvo una carrera envidiable después de haber aparecido en la portada de Vogue Bambini cuando tenía siete años y fue la cara de Roberto Cavalli, Dolce & Gabbana, Armani y Benetton, entre otros.

No more articles